Ruta gastronómica por Berlín

Currywurst típico aleman

Si viajamos a Berlín además de monumentos y una activa vida nocturna, vamos a encontrarnos con una ciudad repleta de restaurantes y lugares en los que degustar platos típicos de la gastronomía alemana. Eso sí, tened en cuenta que aquí se come comida contundente y con grandes dosis de calorías.

Tras una agotadora mañana recorriendo museos y observando la hermosa arquitectura de Berlín, podemos hacer un alto en el camino y degustar uno de los platos más consumidos en la capital alemana, la Currywurst. Se trata de una salchicha alemana cocida o asada a la parrilla. Normalmente vamos a encontrarnos esta salchicha troceada en rebanadas y acompañada por distintas salsas como kétchup, tomate frito o curry en polvo, entre otras. Asimismo, la encontramos envuelta en un panecillo típico alemán o incluso con patatas fritas. Sin duda la comida rápida alemana. Una delicia para probar en cualquier rincón de la ciudad y a cualquier hora gracias a los puestos callejeros.

Aunque el Currywurst puede saciarnos durante un día de museos, también podemos encontrar otros platos más elaborados como por ejemplo la Anguila verde, un plato de pescado hervido con una salsa de hierbas llamada Spreewaldsauce. Es, sin lugar a dudas, otro de los grandes platos de la ciudad y se sirve con patatas al perejil o ensalada de pepino, entre otros.

Como tentempié, podemos encontrarnos algo similar a las tostas españolas en el strammer max. Se trata de un plato bastante sencillo en el que necesitamos una rebanada de pan de centeno o trigo, jamón y huevo frito. Para su elaboración se unta mantequilla en el pan para tostarlo previamente. Se añade una loncha de jamón asada y finalmente se coloca el huevo frito encima. Además, se acompaña de pepinillos en vinagre, otro producto que encanta aquí en Alemania.

Rollmops tipico de Berlin

Otro plato típico y sencillo para abrir apetito es el Rollmops. Se trata de un filete de arenque enrollado alrededor de un pepinillo, aunque puede ir solo e incluso acompañado de otros productos como aceitunas.

Como comida más calórica encontramos el Hachse, Hechse, Haxe o Bötel, que no es más que el codillo de cerdo.

Lo cierto es que en Alemania y en muchas otras partes del centro de Europa, este plato es el plato estrella.

El codillo tiene un sabor fuerte y aquí, en Berlín, lo cocinan de forma bastante aromática. Además, cuenta con bastante grasa algo que lo convierte en un plato cargado de sabor. Si bien es cierto que podemos encontrarlo en muchos puntos de Europa, aquí, en Berlín, es típico que esté acompañado de puré de guisantes y cocinado en salazón.

Chuleta de Sajonia

Otro producto interesante cocinado en salazón o ahumado es el Kasseler o filete de Sajonia. Se trata de carne porcina procedente de las costillas y está realmente delicioso. Además, cuenta con bastante historia, pues al parecer, el origen de este plato se encuentra en la receta de un carnicero berlinés que se llamaba precisamente Cassel y que vivió en el siglo XIX.

Seguro que muchos echáis de menos en esta selección de platos tradicionales un ingrediente de lo más germano, la patata; y es que a los alemanes las patatas les encantan. Encontramos así, por ejemplo, la Kartoffelsalat. Se trata de uno de los platos más conocidos a nivel nacional y su ingrediente principal es la patata cocida.

Se puede acompañar con otros ingredientes, y es bastante común que se sirva con mayonesa, yogurt o incluso nata agria, así como ingredientes como el pepinillo en tiras, manzana o trazas de huevo.

Krapfen repostería alemana

Para los más golosos, Berlín también cuenta con una amplia carta de postres. Así, podemos encontrar las Berliner Pfannkuchen, conocidas también como berlinesas, bola de Berlín o bola de frailes. Se trata de un dulce con forma esférica que se rellena de diferentes ingredientes. Posteriormente se fríe y se espolvorea con azúcar glas.

Si nos encantan las manzanas, no podemos perdernos la deliciosa tarta de manzana alemana o Apfelkuchen. Además, aquí, en Berlín, también podremos degustar una deliciosa tarta de queso, la conocida como Käsekuche.

Además de todos estos platos, hay que destacar que en Berlín podremos disfrutar de una amplísima carta de cervezas; y es que estamos ante uno de los lugares más interesantes para los enamorados de esta bebida.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top