Viajar a Asturias: una experiencia natural

Playa del Silencio, Asturias

Playa del Silencio

Buscando una alternativa, se nos ocurre hoy viajar a Asturias y tomar contacto con la naturaleza asomándonos al Cantábrico.

Comencemos a conocerla un poco más. Su capital, Oviedo, es elegante y dinámica. La ciudad más populosa del Principado es Gijón que cuenta con 275.000 habitantes. Se encuentran a poca distancia una de otra y junto con Avilés forman un triángulo muy fácilmente visitable.

Asturias ostenta un patrimonio histórico-artístico de inmenso valor, justamente apreciado a nivel internacional. Especialmente valiosa es su arquitectura prerrománica, como La San Salvador de Valdediós y San Julián de Viñón, entre otros.

También puede encontrarse el arte románico y, en menor medida, al arte gótico, así como el barroco, presente en muchas muestras de palacios y otras construcciones.

La naturaleza es otro de sus grandes atractivos. Su particular orografía ha permitido que Asturias conserve su cultura y sus costumbres en los pequeños valles y pueblos. Las tradiciones asturianas se conservan a un paso de las ciudades y podemos tomar contacto con ellas visitando Villaviciosa, Pravia o Cangas de Onis.

San Salvador de Valdediós, Villaviciosa, Asturias

San Salvador de Valdediós

Los espacios naturales con que cuenta Asturias son de un gran valor, paraísos ecológicos, reservas de la biosfera, auténticos parques naturales: el Naranjo de Bulnes, el Parque Nacional de los Picos de Europa, la Playa del Silencio, el Parque Natural de Redes, los bosques de Muniellos y un largo etcétera.

La tradición marinera se vive en sus puertos: Ribadeo, Cudillero, Lastres o Luanco. Pequeños puertos donde vivir con ritmo pausado las costumbres marineras y gozar de los frutos del mar en una mesa que combina los sabores de la sal y la montaña.

Playas como las de Gijón, Salinas o La Vega invitan a estirarse en su arena o trepar las olas sobre una tabla de surf. Pequeñas radas, amplias extensiones de arena, rincones de piedra o miradores al Cantábrico, 345 km de costa a nuestra disposición.

Los espacios naturales con que cuenta Asturias son de un gran valor, paraísos ecológicos, reservas de la biosfera, auténticos parques naturales: el Naranjo de Bulnes, el Parque Nacional de los Picos de Europa, la Playa del Silencio, el Parque Natural de Redes, los bosques de Muniellos y un largo etcétera.

¿Faltan razones para buscar un hotel en Gijón o en Ribadesella, para escaparse unos días?

Foto/Flickr de caccamo
Foto/Flickr de alepheli

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top