Trondheim, la capital de la cultura de Noruega

Tronheim

Trondheim es un precioso municipio noruego. Capital de la provincia de Sør-Trøndelag, Tronheim es conocida en ocasiones como la capital de la cultura de Noruega. Lo cierto es que motivos no le faltan, pues este hermoso núcleo urbano cuenta con un sinfín de lugares turísticos en los que prima la preservación de la memoria histórica.

Fue fundada aproximadamente en el siglo X como un núcleo comercial. Así, durante la Edad Media comenzó a crecer enormemente hasta convertirse por un breve periodo de tiempo en capital de Noruega. Aunque tenía un comercio fuerte, el problema es que la ciudad padeció repetidos incendios devastadores, los cuales no le permitieron crecer tan rápido como otras grandes ciudades del país.

Si viajamos hasta aquí encontraremos un sinfín de cosas para ver y hacer. Podremos disfrutar de un patrimonio extenso y bello, destacando así edificios como la Catedral de Nidaros, el principal templo de Noruega y uno de los monumentos más importantes del país.

Es una iglesia luterana, aunque en su origen fue católica. En ella se encontraba enterrado el santo de Noruega, San Olaf, y cuenta con un hermoso estilo gótico de inspiración inglesa.

Otro templo interesante es la Iglesia de Nuestra Señora, un templo medieval levantado en el siglo XII. Tras la catedral de Nidaros y la de Stavanger, es el templo medieval más grande del país. Cuenta con un estilo románico con ciertos toques góticos, aunque con el tiempo, las diferentes restauraciones aportaron algún elemento barroco e incluso neogótico.

No son las únicas iglesias medievales que encontraremos en esta ciudad, también podremos visitar otras de menor tamaño como la iglesia de Lade, la iglesia de Byneset o la iglesia de madera de Haltdalen.

Una de las cosas que más suele gustar al turista en Tronheim es pasear por su centro; y es que encontramos aun numerosas casas de madera, incluso palacios y casonas del siglo XVII y XVIII. Su decoración nos dejará embelesados, con motivos barrocos, neoclásico e incluso estilo imperio. Os recomendamos la visita a Stiftsgården, un palacio de la familia real noruega, así como la Sukkerhuset, una antigua refinería de azúcar.

En cuanto a la arquitectura militar, podemos visitar la fortificación que defendía el casco histórico. Se trata de una fortificación del siglo XII, que si bien es cierto ha desaparecido casi por completo, deja visibles algunos restos y algunos cañones interesantes.

Es imprescindible visitar el islote que hay en el puerto, justo en el fiordo. Aquí se ubica una fortificación realmente bien conservada que hoy por hoy funciona como área de recreación. Asimismo, también recomendamos la fortaleza de Kristiansten, utilizado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial para ejecutar a sus enemigos. Y si se trata de nazis, no olvidéis visitar el búnker Dora, construido por los nazis como base de submarinos alemanes.

En cuanto a la oferta hotelera, encontraremos un sinfín de opciones interesantes en Trondheim. Por ejemplo, destacamos el Hotel Radisson Blu Royal Garden Trondheim. Se trata de un modernísimo hotel de 4 estrellas situado en pleno centro de la ciudad, a muy pocos pasos de la zona comercial y de atracciones turísticas de la talla de la catedral de Nidaros.

Cuenta con 297 habitaciones, todas ellas equipadas con baño completo, caja de seguridad, minibar, nevera y teléfono de línea directa, entre otros. Asimismo, el hotel cuenta con zona para convenciones, bar, restaurante y una piscina cubierta con sauna, entre muchos otros.

El Hotel Britannia es otra excelente opción. Se trata de un establecimiento de 4 estrellas construido en 1897 y totalmente reformado en 2001. Cuenta con una histórica fachada y unos interiores majestuosos y llenos de elegancia.

Está ubicado en el centro, a pocos pasos de la catedral. Asimismo, cuenta con unas habitaciones decoradas con muchísimo gusto, baño completo, caja de seguridad, nevera y teléfono de línea directa, entre otros.

Finalmente encontramos el Hotel Clarion Grand Olav. Se trata de un 4 estrellas ubicado en pleno centro. Fue construido en 1989 y cuenta con unas 106 habitaciones, todas ellas con cuarto de baño completo, minibar, caja fuerte y plancha pantalones.

Sin duda, cualquiera de estas opciones será ideal para conocer una de las ciudades más hermosas de Noruega.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: tynesider

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top