Qué visitar en Granada en 2 días

Que ver en Granada

Íberos, romanos y musulmanes. Todos quisieron poseer Granada. Granada en sus corazones; y es que esta tierra no es para menos. Hay que amarla. Lugar de tradición, cuenta con monumentos tan asombrosos que son conocidos a nivel internacional. Ciudad en la que descansan los Reyes Católicos y en la que se levanta majestuosa la Alhambra, uno de los monumentos más importantes de España. Así es Granada, que, además, te regala la simpatía de su gente y te ofrece su deliciosa gastronomía, con cosas muy suyas como la cerveza y las tapas.

¿Vas a Granada durante 2 días? Prepárate, tienes mucho para ver.

Primer día en Granada

El primer día puedes invertirlo en recorrer el centro histórico. Disfruta así de sus plazas, como la Plaza Nueva o la Plaza Bib Rambla. Pasea por ellas o tómate algo en algunos de sus bares. Un buen café para comenzar el día y a caminar.

Una de las paradas más importantes es, sin lugar a dudas, la Capilla Real. Se trata del lugar en el que están enterrados los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, personajes importantísimos para la historia de España.

Fueron ellos mismos quienes decidieron ser enterrados aquí, allá por 1504. Así, a partir de ese momento, comenzaron las obras para crear un monumento funerario, y se aprovechó también para construir la catedral.

Destaca su exterior, que sigue el mismo modelo que el Monasterio de San Juan de los Reyes de Toledo. Cuenta con capillas laterales y una nave en bóveda gótica y nervada. En su interior, además de Isabel y Fernando, están enterrados su hija Juana con su esposo Felipe el Hermoso, así como el infante Miguel de Portugal, nieto de los Reyes Católicos.

No te pierdas el museo de la Capilla Real, donde además de pinturas de la época, podrás ver la corona de Isabel la Católica.

Es momento de acercarse a la Catedral de Granada, también construida por orden de los Reyes Católicos. Se trata de un edificio muy singular, pues está construido en una época de cambios estilísticos, que mezcla gótico tardío con elementos decorativos propios del Renacimiento.

Catedral de Granada

Catedral de Granada

Pasea ahora por las calles que rodean la catedral. Déjate embriagar por la magia de este lugar y toma, si es que lo necesitas, un buen refrigerio en algunas de sus animadas terrazas. Pero no te entretengas, hay mucho más para ver. Tienes, por ejemplo, la visita al Corral del Carbón, que es la única alhóndiga andalusí que se conserva íntegramente en toda la Península Ibérica.  Cerca también puedes visitar el Palacio de los Duques de Abrantes.

La tarde de este primer día se puede invertir en el barrio de Albaicín, así, cuando anochezca, estarás muy cerca del famoso mirador de San Nicolás, que regala unas vistas de la Alhambra iluminada que son una delicia absoluta.

En cuanto a este barrio en concreto, es uno de los más encantadores de Granada. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, además de las vistas a la Alhambra, las visitas son muchas, desde sus típicas casas y sus aljibes hasta monumentos destacados como la muralla zirí, la Puerta de Fajaluza o el Palacio de Dar al-Horra.

Barrio del Sacromonte Granada

Segundo día en Granada

El segundo día es el día reservado para la Alhambra. La maravillosa Alhambra. Ojo, ten en cuenta que las entradas hay que solicitarlas con antelación. Recuerda que es uno de los lugares más visitados de España y posiblemente de Europa. Un monumento que aglutina a una gran cantidad de gente. No es raro que las entradas para un día concreto deban solicitarse con meses de antelación.

Hay diferentes turnos de modo que os recomendamos que escojáis el más madrugador pues la Alhambra es grande, y disfrutarla requiere de tiempo.

Su nombre significa Castillo Rojo, algo que encaja con el color rojizo de sus paredes. Un enorme conjunto formado por palacios, jardines y fortalezas que servía como alojamiento al monarca y a la corte del Reino nazarí de Granada.

En su interior, arte andalusí. Pero, además, una localización privilegiada que generaba un paisaje nuevo integrado en la naturaleza del lugar.

Antes de adentrarte en los palacios nazaríes pasa por la Alcazaba. La zona más antigua del recinto. Un lugar en el que se encuentran los restos arqueológicos de la medina castrense.

Ya en los palacios nazaríes, disfruta a fondo de toda la ornamentación de cada una de las estancias y patios. Asómbrate con salas como la de Barca, con una talla de madera en el techo espectacular, y haz la foto de rigor en el famoso Patio de los Leones, una de las joyas arquitectónicas mejor guardadas del lugar.

Patio de los Leones

En tu visita, incluye también la visita al Generalife y sus jardines. El Generalife es la villa con jardines en la que descansaban los reyes musulmanes. Un enorme lugar lleno de huertos, jardines ornamentales y arquitectura andalusí.

Una vez termines de ver la Alhambra, puedes pasear por el barrio del Sacromonte, otra de las joyas granadinas que uno debe ver sí o sí.

Además de sus numerosas casas cueva, en el Sacromonte (donde además hay espectáculos de flamenco para turistas), podrás ver un sinfín de monumentos en la conocida como Carrera del Darro, como la casa.

Y, para acabar, una buena pregunta: ¿dudáis de por qué Granada es uno de los mejores destinos para viajar en el puente de Octubre?

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top