Qué visitar en Córdoba en 2 días

Qué visitar en Cordoba en dos dias

Córdoba, conocida como la ciudad de las tres culturas por ser, en otra época, una muy esplendorosa urbe que fue gran ejemplo al alojar la convivencia de tres pueblos, el cristiano, judío y musulmán. Tres pueblos con tres religiones diferentes que convivían pacíficamente. Córdoba es así. Pero, además, es una ciudad hermosísima, quizá una de las más bellas de España.

Capital de la Hispania Ulterior en tiempos de la República romana, también fue capital de la provincia Bética durante el Imperio romano y del Califato de Córdoba durante la época musulmana. No es por tanto difícil, hacerse una idea de que esta tierra, históricamente, ha sido un territorio suculento que todos querían poseer. Por ello, los testimonios arqueológicos son de lo más interesantes.

¿Qué podemos visitar en Córdoba en 2 días?

Si viajas a Córdoba no creas que únicamente debes ver la Mezquita. Nada más lejos de la realidad. Las visitas en esta ciudad son muchas, y en dos días puedes perfectamente adentrarte en ellas.

Primer día en Córdoba

Comienza el primer día en la puerta de Almodóvar, una puerta que te introducirá de lleno en uno de los barrios más destacados de Córdoba, el Barrio de la Judería. El encanto es más que evidente. Un sinfín de callejuelas, estrechas y hermosas a partes iguales. Macetas de flores colgando y patios andaluces en cada esquina.

Barrio de la judería en Córdoba

Barrio de la Judería en Córdoba

La judería te da la oportunidad de visitar el Zoco y la Sinagoga, todo ello formando parte del centro histórico de Córdoba, y, también Patrimonio de la Humanidad desde 1994. De esta sinagoga, hay que decir además que es la una de las tres únicas sinagogas que se conservan en España de esta época.

Este primer día también puede conducirte a la joya de la corona, a la Mezquita-Catedral de Córdoba, también declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984.  Destaca por ser el monumento más importante de todo el Occidente islámico junto con la Alhambra, siendo, además, uno de los más impresionantes de todo el mundo. Conviven en ella los estilos omeya, gótico, renacentista y barroco.

Ten en cuenta que al año son más de un millón y medio de visitas las que se registran, por lo que la afluencia de turistas puede ser mucha. Si quieres verlo sin problemas, deja para después la judería y visita la Mezquita de Córdoba a las 8 que es más o menos cuando se abren sus puertas. Para ello te recomendamos, además, que busques alojamiento en el mismo corazón histórico de la ciudad. Es cierto que habrás de pagar un pequeño plus por estar tan bien situado, pero si duermes en algún hotel del centro histórico de Córdoba, podrás aprovechar mejor tu tiempo.

Tras las fotos de rigor en este majestuoso edificio, puedes visitar el cercano Alcázar de los Reyes Cristianos. Se trata de un edificio de carácter militar que fue construido por Alfonso XI de Castilla sobre construcciones anteriores (como el Alcázar andalusí).

Declarado Bien de Interés Cultural, también fue declarado Patrimonio de la Humanidad, formando parte así del centro histórico de Córdoba.  Observa sus torres, como la del Homenaje, la de los Leones o la Torre de la Inquisición, en la que se almacenó durante muchísimo tiempo el archivo del Tribunal de la Santa Inquisición. Tampoco podrás perderte los diferentes patios, como el morisco, patio de las mujeres o la sala de recepciones. Además, es una auténtica delicia pasear por la Antigua Huerta del Alcázar, que forman los jardines. Un terreno de 55.000 m2 con palmeras, cipreses, naranjos o limoneros y cientos de fuentes y estanques por todas partes.

Si has madrugado, tendrás tiempo para salir de Córdoba (no demasiado) y acercarte a Medina Azahara, la impresionante y misteriosa ciudad construida por Abd-al Rahman III a los pies de Sierra Morena. Está a tan sólo 8 km de la capital, y si no cuentas con coche para ir, puedes hacerlo mediante transporte público sin problemas, pues hay autobuses que te acercarán.

Medina Azahara en Cordoba

Medina Azahara en Cordoba

Segundo día en Córdoba

El segundo día puedes invertirlo en ver con un poco más de detenimiento determinados barrios como el de la Judería. Acércate al Barrio del Alcázar viejo que es en el que se encuentran los patios cordobeses más famosos. No te olvides que la Unesco declaró Patrimonio Inmaterial de la Humanidad la Fiesta de los Patios de Córdoba.

¿Hay más cosas para ver en Córdoba? Puedes continuar visitando el Palacio de los Marqueses de Viana, un palacio-museo de la ciudad de Córdoba. Es destacable por sus 12 patios típicos cordobeses, que toman mayor interés en los meses de primavera y verano, cuando sus flores brillan más que nunca.

Visita también la Plaza de Capuchinos, lugar en el que está el famoso Cristo de los Faroles. Es un de las imágenes más singulares de la ciudad y no debes perdértela. Además, si vuelves por la calle Alfaros, podrás encontrar el Ayuntamiento, junto al que hay restos de un Templo Romano.

Termina la visita en el Puente Romano de Córdoba, con unas vistas sobrecogedoramente bellas de la Mezquita desde el otro lado del río.

Puente romano de Córdoba

El Puente Romano, iluminado en la noche cordobesa

¿Cuentas con más tiempo antes de partir? Visita algunos de los museos de la ciudad. Tienes, por ejemplo, el Museo Arqueológico de Córdoba, el Museo de Bellas Artes de Córdoba, el Museo Taurino, el impactante Museo o Galería de la Inquisición Española o las Caballerizas Reales de Córdoba.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top