Qué ver y dónde alojarse en Viena

viena

La hermosa ciudad de Viena se sitúa en Europa Central, a orillas del Danubio, en el conocido valle de los Bosques de Viena. Es la capital de Austria. Además, estamos ante una de las ciudades europeas con más historia, una de las antiguas capitales del viejo continente. Por este motivo, encontraremos un sinfín de visitas culturales que ocuparán nuestro tiempo durante la estancia en ella.

Si al llegar a Viena no sabemos muy bien por dónde empezar, podemos pasearnos por la Ringstrasse, una avenida circular que rodea todo el centro de la ciudad. Antiguamente, la ciudad se encontraba protegida por una gran muralla. Poco a poco, Viena creció, y este gran crecimiento obligó a derribar la muralla dejando más espacio en la ciudad. Así, se construyó este bulevar el cual nos dará una visión general de algunos edificios destacados como el Palacio Real Hofburg, la Bolsa, el Parlamento, la Iglesia Votiva, el Museo de Historia del Arte o el Museo de Historia Natural.

Una de las visitas imprescindibles en Viena es la del Teatro de la Ópera de Viena, Straatsoper. Fue inaugurado en 1869 como el primer edificio del proyecto de la Ringsttrasse. En ese año, abrió sus puertas con una obra de Mozart. El estilo renacentista del edificio, defraudó en parte a los vieneses de la época. No obstante, hoy por hoy, es uno de los lugares más visitados de la ciudad.

Otra visita obligada es la del hermoso Parlamento. Un edificio que se basa en un estilo denominado Historiocismo, que pretendía rendir homenaje a la antigua Grecia. En su interior encontramos dos imponentes salas, unidas ambas por un gran pórtico central.

Es imperdonable ir a Viena y no visitar sus palacios. Destacamos así el Palacio Schönbrunn, construido en el siglo XVII. Este precioso lugar era la residencia de verano de la familia imperial. Podemos visitar cientos de habitaciones decoradas con un estilo rococó, como los grandes salones en los que se realizaban las recepciones. Pero además, también observaremos partes más sencillas como las dependencias de Francisco José o la Emperatriz Isabel. Son muy interesantes estancias como la Gran Galería, el Salón Chino Circular, el Salón del Desayuno o el Salón Chino Azul.

Otro de los grandes palacios de Viena es el Palacio Hofburg. Durante más de 600 años, este monumental complejo sirvió como lugar de residencia de los Habsburgo. Por tanto, además de belleza palaciega, vamos a encontrarnos con grandes dosis de historia, que las guías y audioguías podrán darnos en cualquier momento.

Es justamente en este segundo palacio donde encontramos el Museo Sisi, un recorrido de 6 salas que intentará mostrarnos parte de la vida de esta famosa emperatriz.

Interiores más palaciegos, hermosos jardines y una construcción realmente hermosa, es lo que encontraremos en el famoso Palacio Belvedere. Fue construido como residencia de verano del Príncipe Eugenio de Saboya, una residencia que consta de dos palacios unidos por un enorme y precioso jardín francés.

Aunque estas son algunas de las visitas imprescindibles de la ciudad, también destacan otras como el complejo residencial Hundertwasserhaus, obra del pintor Friedensreich Hundertwasser. Una construcción que destaca por la originalidad de su fachada, que más bien parece un colorido puzle que un complejo residencial.

En cuanto al alojamiento, hay que destacar que Viena es una ciudad llena de hoteles. Una gran oferta que hará que podamos elegir dependiendo de nuestras necesidades. Aun así, podemos destacar algunos establecimientos como el Hotel Austria Trend Lassalle, un estupendo cuatro estrellas situado en una zona muy tranquila cerca del centro.

Cuenta con amplias habitaciones decoradas con mucho gusto. Las mismas, cuentan con una agradable zona de estar y lectura, cuarto de baño completo y servicios como minibar, radio, o TV vía satélite, entre otros.

El Hotel Ananas, otro excelente cuatro estrellas, es un hotel urbano situado en la famosa avenida Ringstrasse, por lo que estaremos muy cerca de los principales lugares de interés.

Las habitaciones están dotadas de aire acondicionado central e individual, baño completo, cama doble, minibar, nevera, radio, sala de estar y TV vía satélite entre otros. Además, el hotel cuenta con garaje propio, algo bastante interesante a la hora de alojarnos en el centro de la ciudad.

Por último, destacamos la opción del Hotel Holiday Inn Vienna City, un prestigioso cuatro estrellas situado muy cerca de la famosa Ópera de Viena. Sus habitaciones están dotadas de aire acondicionado, baño completo, caja de seguridad, nevera, minibar y teléfono de línea directa. Además, el hotel cuenta con restaurante, gimnasio, bar y terraza solárium.

Foto vía: Beazzz

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top