Los destinos más románticos para San Valentín

Candados de enamorados

Sí, lo sabemos, quedan aún unas cuantas semanas para San Valentín, pero seguro que no quieres que este año se te haga tarde ¿quieres preparar una sorpresa como tu pareja se merece? Piensa y planea con tiempo. Y si no tienes claro el destino, déjanos aconsejarte, te acercamos los destinos más románticos para el próximo San Valentín.

Pocas ciudades hay tan románticas como París; y es que no podemos olvidar que estamos ante la ciudad del amor. Un lugar plagado de experiencias y rincones mágicos que nos dejarán huella, y si además lo vivimos con nuestra pareja, mejor que mejor.

La capital de Francia es una de las ciudades más importantes del mundo desde un punto de vista económico, pero es que además, es una de las ciudades más visitadas de Europa y el mundo. Motivos no le faltan, la Catedral de Notre Dame, el Arco del Triunfo o Museos como EL Louvre harán de nuestra escapada una verdadera delicia. Pasear a media tarde por la Torre Eiffel cogidos de la mano o disfrutar del mítico Moulin Rouge pueden convertirse en planes estupendos para nuestro fin de semana.

Torre Eiffel foto romántica

Lo mejor de todo es que al ser una ciudad con tanto trasiego encontramos un sinfín de hoteles en París. Hoteles para todos los gustos, desde los más económicos hasta los más lujosos, todo depende de nuestra economía, claro, pero aquí, en París, hay una opción para cada bolsillo.

¿Qué os parece disfrutar de algunas de las islas griegas más románticas? Puede ser otra opción estupenda para este San Valentín. Opciones hay muchas; y es que, como sabréis, en Grecia, islas hay hasta decir basta. No obstante, por suerte podemos destacar algunas por encima de otras, ya sea por su paisaje o por su oferta turística.

Por ejemplo, tenemos Santorini, que más que una isla es un pequeño archipiélago circular formado por varias islas volcánicas. Está a tan sólo 200 km de la parte continental del país, por lo que puede ser un buen lugar que nos conecte con ciudades como Atenas. De Santorini podemos decir que se trata de uno de los lugares más interesantes de esta zona del Egeo. Numerosos pueblos blancos con ventanas azules, molinos y unos atardeceres que harán enmudecer hasta al viajero más exigente.

Mykonos puede ser también una buena opción para viajar en San Valentín; y es que además de contar con numerosos puntos de interés, destaca por sus preciosas y paradisíacas playas. Rincones naturales de la talla de Paradise Beach o Platis Gialos Beach.

Vista de Mykonos

Por último, podemos destacar lugares como Limnos, una isla un poco más desconocida pero que según cuentan los griegos, cuenta con las aguas más limpias de todo el Egeo. Además, por si esto fuera poco, podremos nutrirnos de su historia con numerosos yacimientos o disfrutar de su gastronomía en alguno de sus tradicionales restaurantes.

Cuando decíamos que pocas ciudades eran tan románticas como París, evidentemente no nos referíamos a Venecia, y es que este rincón italiano es capaz de hacerle sombra a cualquier otra ciudad europea en cuanto a belleza se refiere.

Venecia es un precioso conjunto de unas 120 islas todas unidas por puentes. Sin duda un paisaje encantador que además podemos recorrer en las famosas góndolas ¿puede haber algo más romántico que eso? Sí, perdernos por sus calles, recorrer cada uno de sus callejones y dejarnos embriagar por algunas de sus terrazas al mismo tiempo que degustamos algunos de sus platos más deliciosos.

Venecia romántica

Visitas turísticas, aquí en Venecia, no nos faltarán. Desde la famosa Plaza de San Marcos o la Basílica, hasta el Puente Rialto, el Campanile de San Marcos o el Palacio Ducal. Sin duda una opción que nos gusta, y mucho.

Si no queremos salir de España, no hay problema, aquí también contamos con ciudades realmente encantadoras. Es el caso, por ejemplo, de la mágica Salamanca.

Ciudad universitaria por excelencia, Salamanca es, probablemente, una de las ciudades más bonitas de España. Pasear por su centro histórico es como retroceder en el tiempo y sumergirnos directamente en un cuento, un cuento medieval con su Catedral, con enormes plazas, como la Plaza Mayor, o edificios con historias interesantes como la Casa de las Conchas o la Universidad de Salamanca, donde tendremos que encontrar sí o sí la famosa ranita.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top