Las 5 visitas imprescindibles en Nueva York

Puente de Manhattan

Nueva York sigue siendo una de las grandes ciudades del mundo que más visitantes recibe al año; y es que motivos no faltan. Un sinfín de edificios monumentales, zonas verdes, museos y cultura a raudales. Nueva York nos gusta, y mucho ¿Pero sabríamos elegir entre tanta oferta? ¿Podríamos escoger únicamente 5 visitas en esta enorme ciudad? Fácil no es, pero os acercamos una pequeña selección de lo que a nuestro entender nadie debería perderse en Nueva York.

Sin duda alguna uno de los edificios más importantes de la ciudad es el Empire State. Es cierto que hay rascacielos muy famosos, pero este edificio destaca por encima de todos ellos; y es que no nos podemos olvidar que fue el edificio más alto del mundo desde 1931 hasta 1931. También lo fue de la ciudad antes de la construcción de las Torres Gemelas y después del trágico atentado que hizo que desaparecieran. Hoy por hoy, este título lo ostenta el One World Trade Center, pero aun así, el encanto y la historia que envuelve al Empire State Building, sigue haciendo que sea uno de los más visitados de la ciudad.

El edificio cuenta con 102 plantas y 381 metros de altura y cuenta con dos miradores, un en la planta 86 y otra en la 102. Aunque se hacen bastantes colas, si llegamos pronto, por la mañana, podremos pasar sin problemas, pudiendo así disfrutar de una de las panorámicas más destacadas de toda la ciudad.

Más que una atracción, Time Square es una zona que jamás deberíamos perdernos en nuestra visita a la ciudad. Es, sin lugar a dudas, una de las más famosas, y cuenta con un encanto especial. Ubicada en el centro neurálgico de la ciudad, entre Broadway y la más que conocida 7ª Avenida, Times Square cuenta con un sinfín de teatros, museos y restaurantes.

No podemos olvidar que este distrito de Manhattan fue en su día un lugar marcado por las drogas y el crimen, además de por la prostitución. Hoy por hoy este episodio terminó, dando paso a sus características pantallas gigantes y letreros luminosos que parecen hipnotizar a los turistas, que pasan por esta zona día y noche maravillándose con el espectáculo de luces.

Sí, es imposible ir a Nueva York y no ver la Estatua de la Libertad. Por tanto, esta es otra de las atracciones imprescindibles. Estamos ante el símbolo más famoso de la ciudad, un monumento de 46 metros de altura ubicado en una isla, por lo que para acceder a ella tan sólo podremos hacerlo a través del ferry, que por otro lado se presenta como un viaje fascinante en el que podremos disfrutar de preciosas vistas.

Estatua de la Libertad en Nueva York

Estatua de la Libertad en Nueva York

Tras los atentados del 11S el mirador de la Estatua de la Libertad fue cerrado al público. No obstante, a partir del 2009, y coincidiendo con el día de la Independencia de Estados Unidos, el mirador de esa famosa corona fue nuevamente abierto para que los visitantes pudieran disfrutar de esas vistas libremente.

Es imperdonable estar en esta ciudad y no pasear por el pulmón verde de la misma, Central Park, o lo que es lo mismo, el parque urbano más grande de la ciudad y uno de los más grandes del mundo. Sus dimensiones son asombrosas, 4 kilómetros de largo y 800 metros de ancho, teniendo en cuenta su situación, en medio de un mar de rascacielos y edificios, impresiona.

Sus 340 hectáreas están plagadas de lagos artificiales, cascadas, praderas y atracciones como el Zoo de Central Park. Un recorrido precioso que podremos hacer sin problemas en bicicleta.

Central Park

Vistas de Central Park

Puede que existan otros lugares más antiguos o con más interés cultural (recordemos que los museos de Nueva York son increíbles), no obstante, el One World Trade Center es uno de esos lugares que hacen que se nos ponga la piel de gallina. Un edificio que significa mucho para los estadounidenses, el que sustituye a las antiguas Torres Gemelas.

El trágico episodio del 11S dejó 2.981 muertos y más de 6.000 heridos, pero también dejó una nación entera consternada y rota. Este edificio intenta ser un homenaje hermoso a todas esas víctimas.

Conocida también como Freedom Tower o Torre de la Libertad, este rascacielos ha sido construido con un presupuesto de 3.000 millones de dólares, siendo el rascacielos más grande del nuevo complejo World Trade Center.

Cuenta con más de 500 metros de altura, concretamente 541, cifra que lo coloca entre las siete estructuras más altas del mundo, el cuarto edificio más alto del mundo y el más alto de todo Estados Unidos.

Como comentábamos, hay muchos más lugares interesantes para ver en esta ciudad. Pero sin duda alguna, estos son imprescindibles. 5 grandes visitas que nos dejarán un buen sabor de boca.

Para conocer la ciudad tienes una amplísima oferta de alojamiento. En nuestra web, quehoteles.com te ofrecemos la posibilidad de localizar tú mismo la que prefieras gracias a nuestro buscador de hoteles en Nueva York.

Sin embargo, si quieres despreocuparte, e ir con todo organizado, también tenemos algunos paquetes de viaje que incluyen a esta gran ciudad. Puedes verlos en el siguiente enlace en nuestra sección de viajes organizados.

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top