La ruta madrileña de “El Ministerio del Tiempo”

Serie el Ministerio del Tiempo

En alguna que otra ocasión os hemos hablado del turismo vinculado al cine o incluso a series de televisión. No sólo ocurre fuera de España, aquí también hay ficción, buena ficción, y con ella, también se asocian rutas interesantes por determinadas ciudades. Ejemplo de ello es la ruta vinculada a la serie de éxito El Ministerio del Tiempo, una de las ficciones españolas de la pequeña pantalla que más éxitos ha cosechado desde su primera temporada.

Los capítulos de la primera y la segunda temporada de esta serie, llevan a sus personajes a través del tiempo, pero también los hacen viajar.  Podemos observar exteriores reconocibles como el monasterio de Montserrat, las calles de Salamanca o incluso Lisboa (recordando cuando Portugal formaba parte del imperio español). No obstante, hoy nos centramos en la ruta que se puede hacer por Madrid, una ruta que, además, muestra tesoros arquitectónicos que quizá habían pasado al olvido de muchos.

Comenzamos por la sede del Ministerio. Está ubicado en el edificio conocido como la casa-palacio de la Duquesa de Sueca, un palacete ubicado en el número 2 de la plaza del Duque de Alba.  Se trata de un edificio construido en el siglo XVIII, que, si bien en la serie nos muestra interiores cuanto menos peculiares, en la actualidad está en un estado bastante deteriorado.  Propiedad del Ayuntamiento de Madrid, al parecer lleva bastante tiempo esperando una rehabilitación que no llega. No obstante, aunque tan sólo se pueda observar su fachada, es más que suficiente para los fans de la serie, que ansían observar, en primera persona, la puerta por la que se entra al Ministerio.

Podemos destacar también el Bar Benteveo. Está emplazado en la calle de Santa Isabel número 15, y es el lugar al que Julián viaja por el tiempo para recordar el primer beso que le dio a su mujer.

En la Plaza del Rey, encontramos la casa de las siete chimeneas. Los fans de la serie recordarán que en uno de los capítulos un programa de televisión difunde una foto de la jefa de logística del Ministerio (Cayetana Guillén Cuervo), asegurando que se trata del fantasma que vaga en este inmueble madrileño.

La casa de las siete chimeneas, en la vida real, es sede del Ministerio de Cultura. Construida por Felipe II, cuentan que fue un regalo a una de sus amantes, Elena, la misma que posteriormente se casaría con el capitán Zapata.  La mujer falleció de forma misteriosa, creando con ello una leyenda que asegura que su fantasma deambula por el tejado de la casa por las noches.

Casa de las 7 Chimeneas en Madrid

Casa de las 7 Chimeneas – Foto de Luis García (Zaqarbal)

El famoso y emblemático edificio del Hotel Ritz también aparece. Ubicado en la Plaza de la Lealtad número 5, podemos verlo en un capítulo en el que Ernesto Jiménez se infiltra como camarero para espiar un encuentro entre franquistas y nazis.

La fachada del hotel es realmente espectacular. Fue inaugurado en 1810 por Alfonso XIII con el único fin de levantar el primer hotel de lujo en Madrid. Así, en sus habitaciones se han hospedado personajes de la talla de Grace Kelly, Eva Perón o Ava Gadner, entre otros. Sin duda un buen lugar para alojarse en Madrid si queremos recorrer la ruta de esta serie, aunque si se sale de nuestro presupuesto, no debemos preocuparnos, pues lo cierto es que hay una amplia variedad de hoteles en Madrid para todos los bolsillos.

El Museo Reina Sofía es otra de las localizaciones que podemos ver en la serie, cuando la patrulla observa la exposición de una de las obras más importantes del siglo XX, El Guernica.

Este museo es, además, uno de los puntos clave del turismo internacional en Madrid, pues cuenta con obras de destacados autores como Picasso, Salvador Dalí y Joan Miró. Además, está ubicado en la zona conocida como el Triángulo del Arte de Madrid, coincidiendo en ella con el Prado y el Thyssen-Bornemisza.

En el último capítulo de la primera temporada, El Ministerio del Tiempo nos lleva a La Residencia de Estudiantes, emplazada en la Calle del Pinar 21-23. En el capítulo, en este lugar conocen a personajes como Lorca, Buñuel y Dalí.  Cabe destacar que esta residencia fue levantada en 1910 gracias a una serie de intelectuales y científicos españoles que intentaban revolucionar la enseñanza del país.

El Palacio de Fernán Núñez, en Santa Isabel 44, sirvió en la serie como cuartel general Nazi de París, aunque también se rodaron otras escenas destacadas, como cuando Velázquez pintaba Las Meninas. En la vida real se trata de la sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles.

Como punto final a este recorrido, aunque lo cierto es que ubicaciones hay muchísimas, debemos destacar Talamanca del Jarama. Se trata de un pueblo ubicado muy cerca de la provincia de Guadalajara. Este pueblo es usado para representar, mediante efectos especiales, lugares como el Toledo o Salamanca. Está amurallado y cuenta con un gran número de edificaciones románicas y mudéjares.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top