De turismo por Pisa

Pisa - Campo de los Milagros

En la región de la Toscana encontramos muchas ciudades y pueblos dignos de ser conocidos. Si bien es cierto que lugares como Florencia son imprescindibles, no deberíamos olvidarnos de Pisa; y es que esta urbe cuenta con un impresionante abanico de opciones turísticas, entre los que destacan numerosas visitas culturales y una deliciosa gastronomía.

Capital de la provincia homónima, Pisa cuenta con un origen desconocido. Una leyenda nos habla de fundadores de origen griego. Según la misma, estos hombres y mujeres eran los ciudadanos de una antigua ciudad, también conocida como Pisa, en el Peloponeso. Al parecer, tras la guerra de Troya, fundaron otra urbe con el mismo nombre en Italia, la que hoy conocemos como Pisa, la de la torre inclinada.

Fuera cual fuera su origen, lo cierto es que Pisa poco a poco se fue perfilando como una ciudad importante. Fue aquí donde nació el mismísimo Galileo Galilei, además, con los años, se ha convertido en centro de industria ligera. No obstante, lo que más nos gusta de Pisa es la gran cantidad de monumentos que encontramos en ella; y es que lejos de lo que podamos pensar, la Torre inclinada no es la única atracción de la ciudad.

Podemos destacar otros lugares, como la célebre Piazza dei Miracoli, o lo que es lo mismo, la Plaza de los Milagros. Este lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad, y es justamente aquí donde encontramos edificios como el Duomo, construido en mármol entre los años 1064 y 118. También encontramos el Baptisterio y el Camposanto. Todo el conjunto de edificios resalta muchísimo sobre el verde de la pradera, pero el que más destaca, o por lo menos el que más miradas atrae, es la Torre Inclinada, el campanario de la Catedral de Pisa.

Torre de Pisa

Con ocho niveles y una altura de casi 56 metros, la torre comenzó a inclinarse tan pronto como se inició su construcción, allá por el año 1173. Considerada como uno de los tesoros del arte románico, esta torre ha corrido riesgo de derrumbarse durante mucho tiempo. Por este motivo el gobierno de Italia la cerró al público bastante tiempo. Ingenieros de todo el mundo se centraron en su estabilidad arreglando el problema. Los especialistas aseguraron que ya no corría peligro, y, por tanto, en 2011, la torre comenzó nuevamente a permitir visitas en su interior.

Conocer Pisa no es cuestión de un día, como muchos aseguran, por este motivo, alojarse en la ciudad es una idea genial. Tendremos suerte, pues en Pisa hay una oferta de hoteles bastante interesante, destacando lugares como el Hotel Giardino Woter Inn, un establecimiento de 3 estrellas ubicado en el centro de la ciudad, muy cerca de esta preciosa plaza, y por tanto, muy cerca de los principales monumentos de Pisa.

Además de la Plaza de los Milagros, en Pisa también podemos visitar otras plazas importantes como la Plaza de los Caballeros. Se trata del corazón intelectual de la urbe, y está situada en el barrio de Santa María.

Es justamente en esta plaza donde podremos acercarnos a una de las iglesias más bonitas de Pisa, la iglesia de San Stefano, o bien disfrutar de la vista del Palacio del Reloj, con dos torres medievales bastante llamativas. Además, aquí también se encuentra uno de los ateneos universitarios más importantes de Italia, el Palacio de la Sapienza.

Si te apetece recorrer galerías llenas de arte, sin duda alguna no debes perderte el Museo Nazionale di San Matteo. Se trata de un importante museo de pintura y escultura ubicado en el convento medieval de San Mateo. Cuenta con obras de maestros pisanos y toscanos desde el siglo XII hasta el siglo XVII, pudiendo destacar el políptico de Simone Martini con la Virgen y Niño con santos, la Cruz de Fuecchio de Berlinghieri Berlinghiero o la colección del primer Renacimiento con obras de Masaccio o Donatello.

Tras una larga jornada de visitas, seguro que empiezas a tener hambre. Estás de enhorabuena; y es que en Pisa vas a encontrar un sinfín de platos elaborados con los productos más deliciosas de la Toscana. Platos de mar y montaña; y es que no podemos olvidarnos de la cercanía de Pisa a la costa.

Encontrarás platos como la Minestra di fagioli Bianchi (sopa de alubias blancas), Bavettine sul pesce (pasta con salsa de pescado), la exótica y deliciosa Zupaa di ranocchi (sopa de ranas) y un sinfín de platos elaborados con trufa, pues en esta región encontramos la más valorada de toda Europa.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top