5 visitas imprescindibles en Cantabria

Paisaje de mar en Cantabria

El norte de España en general cuenta con increíbles reclamos turísticos que lo convierten en una zona estupenda para nuestras próximas vacaciones. Desde Galicia hasta el País Vasco encontramos un gran repertorio de paisajes que nos demuestran, una vez más, la belleza de esta zona de la península. En concreto nos fijamos en Cantabria un lugar en el que además de paisajes, encontramos un importantísimo conjunto de monumentos y bienes culturales.

Si has pensado en viajar hasta Cantabria pero no tienes claro aún qué lugares visitar, te damos una lista de las 5 visitas imprescindibles.

  • Península de la Magdalena

Santander es, sin duda alguna, una de las visitas estrella. Capital de Cantabria y situada justo en la costa, este lugar cuenta con visitas de lo más interesantes, como por ejemplo la Península de la Magdalena. Conocida también como Real Sitio de la Magdalena, este lugar cuenta, entre otros, con un precioso palacio, el Palacio de la Magdalena, un regalo de la ciudad al rey Alfonso XIII, el cual lo utilizó como lugar de veraneo hasta 1929. El palacio fue construido con dinero de los ciudadanos, concretamente con 700.000 pesetas, así pues, podemos decir que este palacio fue el fruto del micromecenazgo de todo un pueblo.

El palacio destaca por un estilo ecléctico con varias influencias, aunque la inglesa es quizá la que más llama la atención, al igual que los detalles de la arquitectura barroca montañesa. En la actualidad, este edificio es la sede de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

En la península también encontramos la playa de Bikini, el antiguo campo de polo del rey o un pequeño zoológico de animales marinos, entre muchos otros.

Palacio de la Magdalena

Palacio de la Magdalena, en Santander

  • Santillana del Mar

El municipio de las tres mentiras es otra de las visitas imprescindibles. Santillana del Mar es conocida popularmente así, pues ni es santa, ni llana ni tiene mar. Está construida alrededor del monasterio que alberga las reliquias de Santa Juliana y lo cierto es que pasear por ella es como retroceder en el tiempo. Calles empedradas llenas de tiendas y tabernas en las que disfrutar de un buen culín de sidra y deliciosos pintxos. Durante el recorrido, numerosas casas con fachada de piedra excelentemente conservadas.

Destacamos la colegiata, integrada perfectamente en la plaza mayor de esta localidad. También es interesante el museo y cuevas de Altamira, próximas al núcleo urbano; y es que estas cuevas, Patrimonio de la Humanidad, cuentan con pinturas y grabados pertenecientes al periodo solutrense.

Santillana nocturno 1

Santillana de Mar, de noche

  • Comillas

La villa de Comillas, muy próxima a Santillana del Mar, es otra de esas visitas que nos dejarán buen sabor de boca. Se trata de una emblemática localidad que cuenta con algunos de los edificios más importantes del modernismo dentro de Cantabria. Destacan así la Universidad Pontífica el Palcio de Sobrellano y su Capilla Panteón y por encima de todos el famoso Capricho de Gaudí.

El Capricho de Gaudí es un palacete construido entre 1883 y 1885 por el afamado arquitecto catalán. Un encargo privado que dio como lugar uno de los principales motores turísticos de Comillas.

Durante la visita podemos disfrutar de los encantos de esta residencia privada, llena de simbolismos y adaptada a la perfección a los gustos del cliente; y es que al parecer, Gaudí se metía de lleno en la vida de sus clientes para poder construir casas adaptadas hasta el más mínimo de los detalles.

Al margen del encanto arquitectónico, también destacan sus preciosas playas, reclamo turístico durante los meses de verano.

  • San Vicente de la Barquera

En Cantabria también encontramos un sinfín de villas marineras con ese encanto tradicional repleto de salitre. La villa marinera por excelencia es, sin lugar a dudas, San Vicente de la Barquera. Aquí encontramos un repertorio de playas de lo más interesantes, destacando rincones como Fuentes, Primera de San Vicente, el Rosal o Tostadero. Pero además, cuenta con una preciosa ría que nos deja unos paisajes llenos de botes y barcas de colores difícilmente superable.

En cuanto a monumentos, destacamos la Iglesia de Santa María de los Ángeles, el antiguo convento de San Luís o el Castillo de San Vicente de la Barquera.

  • Potes

Potes es nuestra última aportación a esta lista de visitas imprescindibles. Se trata de uno de los pueblos más visitados de Cantabria; y es que aunque no cuenta con costa, también tiene un telón de fondo envidiable, los Picos de Europa. Así, paisajísticamente Potes interesa, y mucho, pero además, cuenta con algún que otro lugar importante a nivel nacional que no debemos perdernos, como por ejemplo el Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

Si buscamos monasterios destacados en Cantabria el primero es este, un edificio construido en el siglo VII y reconstruido con estilo cisterciense. Destaca del conjunto monástico la iglesia, de estilo gótico cuya construcción comenzó en el año 1256. Construida sobre las ruinas de un edificio prerománico, encontramos en esta iglesia un claro estilo gótico monástico con ciertas influencias cistercienses que la convierten en un monumento completamente imprescindible en nuestra visita.

Cualquiera de estas visitas nos mostrarán una Cantabria hermosa y monumental, dejándonos así disfrutar de unas vacaciones diferentes, frescas y todo sea dicho con una gastronomía digna de envidiar.

  • Alojamiento

Tenéis una amplia variedad de alojamiento en nuestra web www.quehoteles.com en el siguiente enlace: hoteles en Cantabria

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top