Visitar Peratallada, un pueblecito medieval en la Costa Brava

Visitar Peretallada

Calles de Peratallada

Hace tiempo ya hablamos de la riqueza histórica que encontramos en la zona de Costa Brava, además de sus playas. Una gran cantidad de pueblos pintorescos se reúnen en este lugar. Uno de ellos, Peratallada es un pequeño enclave medieval a un paso del mar, a 38 km de Gerona.

Fue declarado conjunto histórico-artístico por tener un de los núcleos de arquitectura medieval mejor conservado de Cataluña. Peratallada es un lugar hermoso y tranquilo, en sus calles encontramos su historia, en la piedra, en los edificios… Todo ello con un aire medieval, idílico para largos paseos a pie. La pequeña iglesia románica de Sant Esteve de Peratallada se encuentra a pocos metros de la Plaza Mayor, y a su alrededor alberga un pequeño cementerio. En la Plaza Mayor encontramos los típicos porches de época medieval.

Rodea el pueblo un gran foso excavado en la piedra, de ahí proviene su nombre, piedra tallada. Si piensas pasarte un fin de semana en esta zona, alojándote en un hotel en Gerona, tendrás aquí una gran oferta de restauración, los restaurantes ofrecen platos típicos catalanes, y la carne es de excelente calidad. En el pueblo también encontramos pequeñas tiendecitas donde comprar productos de la tierra, como embutidos, verduras y otros productos artesanales.

Hoteles en Gerona

Casco antiguo de Gerona

El alojamiento en Peratallada es limitado, pero si lo reservamos con tiempo, podemos escoger entre unos preciosos y acogedores hostales o pensiones, que conservan el ambiente medieval del pueblo.

Otra opción es reservar un hotel en Figueres que está a media hora de coche y de paso puedes visitar el museo Dalí de Figueres.

Si te alojas en Gerona, no debes dejar de visitar la judería, llamado el “Call Jueu” en catalán, es el barrio judío, de época medieval. Aquí el recorrido consiste en perderse por las pequeñas callejuelas llenas de vida y color. Encontramos pequeños cafés y restaurantes que ofrecen un encantador ambiente acogedor y nostálgico.

Un fin de semana en Peratallada, además de ofrecerte visitas por la zona, te asegura un ambiente de paz y tranquilidad, donde revivir los tiempos de caballeros en sus callejuelas de piedra. ¿No te tienta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*