Visita a Bali, la isla de los Dioses en Indonesia

Bali

Bali es, sin lugar a dudas, uno de los tesoros de Indonesia. Una de las islas más ansiadas por los turistas que llegan a esta parte del mundo; y es que la conocida como Isla de los dioses, cuenta con motivos más que suficientes para colarse en nuestros sueños. Templos impresionantes, pueblos con una cultura realmente interesante, playas llenas de vegetación, manantiales y densas junglas. Sin lugar a dudas, un destino exótico que disfrutaremos desde el minuto uno.

Ubicada en una cadena, con Java al oeste y Lombok al este, Bali cuenta con paisajes que conseguirán enamorarnos. Lejos de lo que muchos puedan pensar, aunque cuenta con playas espectaculares, no son el fuerte de su turismo; y es que Bali es mucho más. Cuenta así con dos paisajes típicos que podremos encontrar en muchos de los puntos más visitados de la isla. Por un lado sus extensos arrozales. Uno de los paisajes más típicos de la isla. Estos arrozales balineses son cuidados minuciosamente por sus campesinos, y lo cierto es que no es tarea fácil, pues la estructura montañosa de sus terrenos hace que esta actividad sea un tanto compleja. Aun así, se las apañan bastante bien, contando así con bancales que han tardado en construirse varios siglos.

Otro de los paisajes más comunes son sus pintorescas y tradicionales aldeas. La mayoría cuenta con una estructura similar, en la que su templo es el centro de todo. Así, además del templo principal encontramos pequeños negocios familiares, pabellones en el que se realizan actos públicos y actividades comunitarias, torre vigía y casas.

Como Isla de los Dioses, Bali cuenta con un sinfín de templos repartidos por su geografía. Así, podemos destacar, por ejemplo, el Templo Madre de Besakih, el más grande y sagrado. Está ubicado en el Monte Agung y cuenta con 22 templos diferentes, siendo el más importante Pura Penataran Agung, un lugar sagrado que representa las siete capas del universo. Desde lo alto podremos observar además unas panorámicas excepcionales.

Otro de los templos famosos de la isla es el Templo Ulun Danu Batur.  Está dedicado al dios del lago y fue construido en 1926. A los pies del volcán Batur, este gran complejo  cuenta con nueve templos con más de 200 santuarios dedicados a diferentes dioses de la naturaleza. Si bien es cierto que sus estructuras llaman la atención, en este caso lo más destacado es su ubicación, pues permite disfrutar de todo el encanto de los templos reflejados en el lago.

Uno de los templos más verdes, debido a su ubicación, es el Templo Taman Ayun. Está rodeado por un gran foso y aunque no podemos acceder a su interior, podemos contemplarlo desde fuera.

Si hay un templo fotografiado en Bali es el Templo Tanah Lot, o lo que es lo mismo, el Templo de la Tierra en el Mar. Este templo hinduista está ubicado en un islote a unos 100 metros de la costa de Bali y como no podía ser de otra forma está dedicado a los espíritus guardianes del mar.

Los turistas también aprecian la visita de la Goa Gajah, cueva del Elefante. Es un templo público del siglo XI. Su entrada nos sorprenderá, un enorme elefante tallado en la roca nos recibe y es su gran boca la que da paso al interior, en el que encontramos una gran figura de Ganesha con forma de elefante. Asimismo, en el exterior encontramos tres piscinas en las que los hombres, mujeres y niños se purifican antes de sus oraciones.

Si eres amante de los animales, existen dos actividades ideales para ti en Bali. Puedes visitar Monkey Forest, una gran reserva natural de más de 27 hectáreas en la que encontramos un gran grupo de monos que la habitan.

Más de 300 monos recorren estas hectáreas. Podemos verlos y fotografiarlos, aunque no se recomienda acercarse a ellos ni darles de comer, pues pueden ser agresivos.

También podemos visitar el Elephant Safari Park Lodge, un lugar en el que podremos pasear a lomos de un gran elefante, bañarlo o incluso darle de comer. Ver la isla a lomos de este majestuoso animal debería estar entre nuestras prioridades.

Existen varias zonas para alojarnos en Bali. Podemos, por ejemplo, escoger Kuta, que es el lugar en el que se alojan aquellos turistas amantes del surf. Aquí encontramos hoteles tan interesantes como Hotel Discovery Kartika Plaza, un establecimiento de 5 estrellas que se ha convertido en uno de los lugares nocturnos más populares de la isla gracias a su Music Room.

Habitaciones llenas de lujo, piscinas con vistas paradisíacas y un encanto tradicional nos espera en este elegante hotel.

Otra de las zonas favoritas es Nusa Dua, una de las playas más famosas de la isla. Cuenta con resorts como el Hotel Sofitel Bali Nusa Dua Beach Resort, un establecimiento de 5 estrellas equipado con un sinfín de servicios que harán que nuestra estancia sea única.

Finalmente recomendamos la zona de Ubud, pues es ideal para disfrutar de todos los encantos de esta isla a tiro de piedra. Aquí podemos alojarnos en lugares como el Hotel Amandari, un establecimiento de 5 estrellas caracterizado por ser un spa ecológico diseñado como un pueblo balinés lleno de paseos de piedra y altas paredes de paras (piedra arenisca).

Foto vía: Harald Hoyer

One Reply to “Visita a Bali, la isla de los Dioses en Indonesia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*