Viajar durante el embarazo: consejos útiles

Ya no es imposible planear vacaciones mientras disfrutamos también del embarazo. Sin embargo, para aprovechar al máximo este tiempo de placer existen ciertas observaciones en las que coinciden médicos clínicos y ginecólogos que no debemos perder de vista si deseamos que todo ocurra como está planeado.

  • La elección del momento justo:

Todos los embarazos presentan características particulares según antecedentes y cualidades de cada futura mamá; sin embargo, se puede dividir en lapsos teniendo en cuenta los distintos procesos naturales del mismo. A saber, durante el primer trimestre los especialistas no recomiendan realizar viajes por la fragilidad y posibilidad de aborto espontáneo, además de náuseas y mareos propios de la misma condición femenina. Por lo tanto, coinciden en aconsejar como mejor momento a partir de la semana 18 hasta la semana 24. En este período, los riesgos disminuyen y el cuerpo ya se ha acostumbrado. En la semana 25, pueden ocasionarse estados de hipertensión, flebitis o bien un parto prematuro, este último menos habitual.

  • La elección del destino:

En primera instancia, debemos tener en cuenta el destino. Es decir, elegir sitios donde podamos gozar de condiciones higiénicas satisfactorias y en los que posean servicios sanitarios aptos para la salud nuestra y del bebé. Es aconsejable, si pensamos viajar durante la temporada de verano, no exponerse al sol en horas severas ya que la piel en este momento se encuentra más sensible y puede sufrir quemaduras leves. Por lo tanto, si lo hacemos debemos utilizar una protección solar que funcione como pantalla con una protección igual o superior al factor 60.

Las zonas elegidas no deben ser sitios donde podamos contraer enfermedades (no es recomendable aplicar vacunas en el primer trimestre de embarazo) y es condición esencial asegurarse cobertura sanitaria para consultas de todo tipo, sobre todo si estamos verdaderamente alejadas del hogar.

  • Viaje en avión:

Si decidimos viajar en avión, se recomienda evitarlo durante los primeros tres meses, ya que la altura puede acarrear ciertas molestias por aumentar los síntomas propios de nuestro estado.

Debemos tener en cuenta que a partir del sexto mes del embarazo comienza el período más relajado de todo el proceso, con lo cual resulta ideal poder organizar el viaje durante este lapso. Después del séptimo mes, como se ha dicho anteriormente, los médicos advierten no trasladarse demasiado lejos por la posibilidad de necesitar alguna atención con carácter de urgencia dada la proximidad a la fecha estimada para dar a luz.

A pesar de estar en condiciones, los médicos coinciden en remarcar ciertos aspectos para viajar tranquilamente: en primer lugar, utilizar ropa cómoda (no ajustada al cuerpo), quitarse los zapatos, caminar con frecuencia, utilizar medias de comprensión y estar bien hidratadas físicamente.

De hecho hay que destacar que las compañías aéreas prohíben el acceso de embarazadas, según el destino y el tiempo de embarazo. De tal manera, a partir de la semana 32 no podremos realizar viajes largos y a partir de la semana 36 viajes de distancias menores. Incluso, ciertas empresas de viajes requieren el certificado expedido por el médico a cargo.

  • Alimentación:

Respecto de la alimentación, se recomienda que los productos se cocinen perfectamente y sean frescos. Los médicos hacen fundamental hincapié en no consumir pescados y mariscos particularmente y, si concurrimos a restaurantes, evitar el pedido de ensaladas, ya que la verdura, además de ser del día, debe estar lavada con vinagre; también debemos evitar los lácteos (en especial, la leche sin hervir), las cremas y helados; pero siempre es beneficioso tomar frutas bien peladas. Las bebidas no deben tener hielo ya que el agua de los hielos normalmente es agua del grifo. Por otra parte, se advierte que las bebidas que tomemos deben estar envasadas para evitar riesgos; además se aconseja consumir bebidas gasificadas porque el gas posee ácido carbónico y éste actúa como bactericida.

En conclusión, tomando precauciones podemos realizar todo viaje que planifiquemos gozando a la vez del embarazo.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top