Un café en Málaga

– Me pone un café con leche, cortito de café.

– ¿Un sombra, una nube?

– ¿Perdone? Un café con leche…

– Señorita, es que aquí en Málaga tenemos la nube, el sombra, el mitad, el largo…

Mire a Berto sorprendida, tantos nombres para un simple café con leche. Si los esquimales tienen varios nombres para el blanco, los malagueños lo tienen para el café, lo cual no deja de ser curioso.

Ese mismo día Berto insistió en llevarme a otra cafetería. Se trataba de Café Madrid, un pequeño lugar, bastante acogedor y conocido en la capital de la Costa del Sol. Berto me guió hasta una mesa en una de las paredes del fondo; me gusta verlo todo adornado con imágenes de Málaga. Una vez sentado entendí porque estaba allí; justo sobre mí, en la pared un gran cuadro con todos lo tipos de cafés que había en Málaga y por fin me lo explicó. Todo depende de la cantidad de leche; la nube es el que más leche tendría y el largo el que menos.

El camarero se acercó y no lo dudé:

– Me pone un chocolate con churros

Hoteles en Málaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*