Ruta de Castillos por Escocia

Castillo de Stirling

Escocia cuenta con miles de castillos repartidos por su geografía. Es, por tanto, otro aliciente para visitar esta tierra de lagos y whisky; y es que aquí encontramos algunos de los castillos más antiguos y hermosos de Europa, una larga lista que sería imposible de reproducir en un único artículo. Os mostramos algunos de los más turísticos para incluir en vuestras próximas vacaciones a Escocia.

En la costa sur de Escocia, a unos 11 kilómetros al sur de Dumfries y muy cerca de la frontera de la Reserva Natural Nacional Caerlaverock, encontramos la fortaleza Caerlaverock. Este castillo fue construido en el siglo XIII y destaca por su particular forma triangular, siendo así uno de los castillos más atractivos de Escocia.

Rodeado por un enorme foso lleno de agua, el castillo se ha convertido en un reclamo importante turístico de la zona, pero además, es frecuente encontrar novios por sus alrededores, pues actualmente también se celebran enlaces aquí.

Otro hermoso Castillo es el de Stirling. Está ubicado en la ciudad del mismo nombre, siendo construido en la cima de una colina con origen volcánico. Su ubicación no puede ser más espectacular, rodeado de grandes acantilados que le concedieron una situación estratégica en sus días. Es grande, y cuenta con varias zonas y edificios, la mayoría de ellos del siglo XV y XVI.

Si bien es cierto que el castillo llama la atención por su construcción y ubicación, también es un reclamo por la historia que lo envuelve; y es que fue aquí donde el héroe escocés William Wallace ganó la batalla de Stirling luchando por la independencia. Además, dicen que en su interior se pasea el espectro de uno de los siervos de María Estuardo, siendo así uno de los tantos castillos encantados de Escocia.

Uno de los castillos más famosos de Escocia es el Castillo de Edimburgo, situado en esta turística ciudad. Es una antigua fortaleza que también fue construida en una cima de origen volcánico y que como el anterior se encuentra rodeado de acantilados, por tanto, el mismo ha sido utilizado con fines militares desde el siglo XII. En su interior, entre otros, podemos visitar varios museos, además de disfrutar de unas vistas espectaculares sobre la ciudad.

Edimburgo es, además, la ciudad ideal para establecerse como base y hacer esta ruta de la que hoy os hablamos. En la capital escocesa cuentas, además, con una excelente oferta de alojamientos de todas las categorías y precios.

Castillo de Edimburgo

Castillo de Edimburgo

Nos dirigimos ahora al sur de Alford, en el condado de Aberdeenshire. Aquí encontramos el Castillo Craigievar, un excelente ejemplo del estilo arquitectónico señorial escocés. Cuenta con una llamativa fachada rosada y una particular planta en L, pero destaca por sus techos artesanos, sus altas torres y por ser el castillo con más objetos y partes originales de toda Escocia.

El Castillo de Blair destacó por ser una de las casas señoriales de Escocia más grandes de su tiempo. Está ubicado cerca del pueblo de Blair Atholl, y aunque actualmente está abierto al público, en su día fue el hogar de los Duques de Atholl.

Cuenta también con una posición estratégica y actualmente también es la guarnición de los Cien Montañeses de Atholl, el ejército privado del duque Atholl, el único ejército privado legal de Europa, ni más ni menos.

Llaman la atención algunas peculiaridades que diferencian este castillo del resto de castillos de Escocia, como por ejemplo su color blanco o su época de construcción, bastante más reciente que el resto.

Encontramos también las ruinas del Palacio Linlithgow, situada en la ciudad homónima, a tan sólo 24 kilómetros de Edimburgo.

Este castillo se ubica en el lugar en el que antiguamente se levantaba una residencia real del siglo XII, la misma fue sustituida por esta fortificación, la cual recibió el nombre de The Peel, la cáscara.

También es destacable el Castillo de Blackness, un castillo construido en el siglo XV y que destaca por su forma, larga y estrecha; y es que el mismo fue construido siguiendo la forma de la roca en la que se levantó. Esta extraña forma le confirió un sobrenombre bastante curioso, el barco que nunca zarpó.

Finalmente nos encontramos con el Castillo de Dunnottar, una gran fortaleza ubicada en un lugar privilegiado, a lo largo de un área rocosa rodeada prácticamente por el mar del Norte.

El castillo medieval presenta unas ruinas enigmáticas y hermosas que pertenecen a los siglos XIV y XV y que fueron realmente importantes en la Historia de Escocia debido precisamente a su ubicación, pues desde aquí se podían controlar las rutas de transporte marítimo hacia el norte de Escocia.

Castillo de Eilean Donnan

Castillo de Eilean Donnan

Son solo algunos ejemplos a los que habría que añadir otros más famosos y turísticos como el de Eilean Donnan o el de Urquhart, en las cercanías del lago Ness.

Cualquiera de estos castillos se convertirá en una excursión única en esta hermosa tierra verde. Un recorrido que bien merece la pena por su importancia arquitectónica pero también por la gran cantidad de historias que están asociadas a estas fortalezas.

2 pensamientos sobre “Ruta de Castillos por Escocia

  1. Muy chula vuestra ruta de castillos por Escocia. Hace poco hice algo parecido pero por Aberdeenshire e Invernesshire y la verdad es que es imposible no encontrarse con ninguno en el camino. ¡Gracias por compartirla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*