Ronda: de romanos y toros

Ronda

Ronda

En este blog de viajes te ofrecemos un paseo por la ciudad de Ronda nos llevará por calles elegantes con una luz especial y el aire cargado de tradiciones andaluzas.

Sus edificios, de una piedra dorada que refleja el sol de la serranía cercana, tienen una magia especial: mezcla de raíz árabe y poder antiguo. Palacetes, plazas e iglesias.

Ir a Ronda es asomarse a su “Tajo”, una herida profunda que separa la ciudad en dos, sobre un acantilado que ve los campos a sus pies. Es una obligación cruzar y pararse en el puente que une ambas orillas del Tajo.  Caminar por el paseo que bordea el acantilado, rodeando el Parador Nacional y los jardines para asomarse al mirador de vértigo.

A nuestras espaldas, la Plaza de Toros de Ronda, cuna de toreros de estirpe y lugar donde se realiza cada año la “Goyesca”. Una fiesta del toro que rememora la usanza del siglo XIX, con los trajes y carruajes de la época.

Ronda, ubicada a sólo 1 hora de Marbella y a poco más de Sevilla, tiene una historia larga y variada. Por aquí pasaron bandidos y patriotas, y desde la época de Roma se conoce las bondades de su tierra.

Tajo de Ronda

Tajo de Ronda

A tan sólo 20 kilómetros de Ronda se encuentra el yacimiento arqueológico de Acinipo. Uno de sus puntos más importantes es el soberbio teatro romano que data del siglo I a.c. Aunque la mayoría de restos del conjunto pertenecen a la época imperial, se han encontrado vestigios que datan de la Edad del Cobre, Bronce y del período fenicio.

La ciudad romana muestra sus viviendas, murallas y columnas. Su importancia durante la época romana fue incuestionable, ya que llegó a contar con una población cercana a los 5000 habitantes.

La ciudad de Ronda, sobre un promontorio que domina las tierras de labranza, está también muy cerca de la Reserva de la Biósfera de Sierra de las Nieves, a través de la cual se llega a Málaga y se conecta con Antequera.

Es muy sencillo preparar un circuito que pueda pasar por Ronda desde las grandes ciudades andaluzas como Granada, Málaga o Sevilla. O una escapada por las playas del sur andaluz: Cádiz, Tarifa… Y con sólo bajar unos kilómetros tendremos la Costa del Sol a nuestra disposición: Estepona, Marbella, Fuengirola

Foto/ Flickr de BK59
Foto/ Flickr de  Cayetano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*