Roma y las catacumbas

Catacumbas de Roma

Además de todo lo que Roma nos ofrece a ras del suelo y con sólo mirar hacia arriba, también esconde mil secretor rincones bajo la superficie. Algunos de ellos, las Catacumbas, pueden encontrarse a muy poca distancia de tu hotel en Roma, y aún así no las conozcas. Eso tiene que cambiar. Vamos de paseo por la historia enterrada de la capital italiana.

Más allá del Coliseo, siguiendo la vía Appia Antica y un poco más allá de la Puerta de San Sebastián, se entra en una parte de Roma donde se ubican varias catacumbas: las de San Sebastian y las de San Calixto, entre ellas. Un poco más allá, también la famosa tumba de Cecilia Metela, todos éstos sitios que pueden visitarse.

El complejo de las Catacumbas de San Calixto ocupa un amplio espacio de unas treinta hectáreas, la mitad de esa superficie ocupada por catacumbas.
Las galerías subterráneas albergan una cantidad aproximada de un millón de tumbas.

En el centro de esta área arqueológica, comprendida entre las vías Appia Antica, la Ardeatina y el Callejón de las Siete Iglesias se extiende el “Complejo Calixtiano”, una vasto predio de unas treinta hectáreas, de las cuales unas quince encierran catacumbas. Las galerías, a veces en cuatro pisos sobrepuestos, alcanzan una longitud de casi veinte kilómetros.

Catacumbas en Roma

El complejo está formado por diversos espacios mortuorios que fueron sumándose con el tiempo: el Cementerio de San Calixto y las Criptas de Lucina, los Cementerios de Santa Sotera, de los Santos Marcos, Marceliano y Dámaso, y el de Balbina.

Las catacumbas de San Calixto pueden ser consideradas como un archivo de los pasos de los primeros cristianos. Se muestran en ellas sus costumbres, su vida diaria, su fe plasmada en las obras y en los ritos funerarios.La parte más antigua está compuesta por las Criptas de Lucina, la de “los Papas” y Santa Cecilia. Ya casi del siglo IV encontramos las criptas de San Cayo y de San Eusebio, la Occidental es de principios de ese siglo y la de Liberiana de finales.

Si te animas a visitar las Catacumbas de San Sebastián (San Sebastiano), debes saber que se ingresa a través de la basílica del mismo nombre. Un nombre que toma dado que fue allí donde fue sepultado el mártir San Sebastián. Además, en ese sitio se venera a los apóstoles Pedro y Pablo, ya que se estima que en algún momento sus reliquias se trasladaron a este lugar.

Distribuidas por la parte antigua de la ciudad de Roma, a un tiro de piedra del paso de visitantes y residentes, de restaurantes y hoteles en Roma así como de otros atractivos, las catacumbas merecen ser incluidas en un recorrido por la Ciudad Eterna.

One Reply to “Roma y las catacumbas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*