Roma desde la cúpula de San Pedro

Basilica de San Pedro del Vaticano

La Basílica de San Pedro en el Vaticano es el mayor templo del catolicismo en todo el mundo. Una visita obligada si te pasas por Roma y que se complementa perfectamente con una visita a los Museos Vaticanos.

Y para los más curiosos, recomendamos que salgan temprano de su hotel en Roma para llegarse a los límites del Estado Vaticano y hagan un poco de ejercicio que se verá recompensado con impresionantes vistas: subiendo a la cúpula de la Basílica.

La cúpula de la basílica fue diseñada por Miguel Ángel y construida justo encima de donde se encuentran el Altar Mayor y la tumba de San Pedro. Está decorada por mosaicos de Giuseppe Cesari y con unas letras de dos metros en forma de cinto en su circunferencia de 92 metros que dicen “Tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi Iglesia”.

Para subir, se entra por el lado derecho de la basílica. Hay dos opciones: subir en ascensor los primeros 40 metros o hacerlo todo a pie. Las diferencias están únicamente en el cansancio al llegar arriba y, por supuesto, en el precio: si utilizamos el ascensor la entrada vale 7 euros, y sino cuesta 4 euros.

Cupula de San Pedro del Vaticano

Atención, los que sufran claustrofobia, pueden sufrir un poco para llegar a la cima. La subida se hace entre paredes curvas y pasos muy estrechos. Por lo general hay una larga fila de gente esperando para subir, por lo que te convendrá llegar temprano y apuntarte para hacer esta visita en primer lugar. Luego, ya a nivel de calle, podrás entrar a la Basílica y disfrutar de su interior todo el tiempo que quieras.

Aunque la subida sea dura, el esfuerzo vale la pena para disfrutar de las panorámicas de la Plaza de San Pedro, el Vaticano y toda Roma.

Podrán subir entre las 8:00 y las 17:00 horas en invierno y de 8:00 a 18:00 horas en verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*