Qué ver en Osaka

castillo de osaka

Si tenemos la suerte de viajar a Japón, además de Tokio y Yokohama debemos visitar Osaka; y es que se trata de la tercera ciudad más grande del país después de estas. Un lugar grande, con muchísima historia y con un sinfín de lugares interesantes a los que acudir para empaparnos de tradición, cultura y diversión 100% japonesa.

Cabe destacar que estamos ante una ciudad que cuenta con uno de los puertos y centros más importantes del país, por lo que el desarrollo y la modernidad estrechan lazos con lugares tradicionales y de culto. Una convivencia en perfecta armonía que hace que los turistas tengan todo tipo de actividades, desde castillos y templos hasta los locales de fiesta más exclusivos de Japón.

Sin duda alguna, uno de los lugares más visitados en la ciudad es el famoso Castillo Osaka. Se trata de un castillo japonés que originalmente se llamaba Ozaka-jo, y que además es un ode los más famosos de todo el país pues desempeñó un gran papel en la unificación de Japón.

Este castillo comenzó a construirse en 1583 sobre el solar de un antiguo templo Ishiyama Honganji. En su día, Toyotomi Hideyoshi, el encargado de levantarlo, tenía una misión muy clara, hacer que este castillo fuera el centro de un país unificado bajo su liderazgo. No obstante, cabe destacar que el precioso edificio pasó por varios momentos difíciles, como numerosos saqueos, rayos e incluso bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Todo ello hizo que poco a poco, partes antiguas y destrozadas fueran sustituidas por otras nuevas. Así, en la actualidad encontramos un castillo bien restaurado, con unos interiores nuevos y un exterior que sigue la estética de los palacios tradicionales japoneses.

Se ubica dentro del Parque Público del Castillo de Osaka y podemos visitarlo sin problema, pues está abierto al público y cuenta con un acceso bastante fácil desde la estación Parque Público de Osaka.

También encontramos templos como el de Shitenno-Ji, y lo cierto es que no se trata de un templo cualquiera. Este es el templo budista más antiguo de todo Japón.

En realidad, en el recinto encontramos 4 tempos, todos con una estructura tradicional llena de pagodas, murallas y decoración al más puro estilo japonés. Fueron construidos en el siglo VI, aunque todo sea dicho, su estado actual es fruto de varias restauraciones.

Otra opción a la hora de visitar templos en Osaka es ver el Sumiyoshi Taisha, un santuario shinto que tiene su origen en el siglo III. Al igual que el anterior está compuesto por cuatro santuarios principales, pero además cuenta con varios sesshas, nueve santuarios de menor categoría y el hermoso puente del santuario. Sin duda un lugar de lo más recomendable en nuestra visita a Osaka.

Otra de las visitas imprescindibles e s la del Acuario Kaikuyan, el más importante de Japón y uno de los más grandes de todo el mundo. Cuenta con un sinfín de especies marinas, reptiles y aves. Entre la fauna marina más destacada podemos hablar de un increíble tiburón ballena, o lo que es lo mismo, el pez más grande de todo el mundo. Pero además, también encontramos otras especies de tiburones, pingüinos, mantas-rayas y un gran abanico de seres.

Si os apetece vivir la experiencia de un día en un parque de atracciones japonés, os recomendamos la visita a los Estudios Universal. Es una réplica del parque estadounidense, un lugar lleno de atracciones y de personajes como ET, Hello Kitty, Snoopy o incluso los grandes dinosaurios de Jurassic Park.

No podemos irnos de Oska sin ver su torre Tsutenkaku, que viene a significar algo así como rozando el cielo. Se trata de una estructura de 103 metros de altura, que si bien no es la más alta de la ciudad, se ha convertido en un auténtico símbolo del progreso de la misma tras la II Guerra Mundial.

Y hablando de la II Guerra Mundial, si os apetece conocer un poco más sobre este trágico episodio y sus consecuencias en Japón, podéis acudir al Peace Osaka, un museo en el que se documenta los horrores vividos durante esas fechas.

A la hora de alojarnos, en Osaka tendremos un sinfín de opciones interesantes. Podemos destacar por ejemplo el Hotel St Regis de Osaka, un establecimiento de 5 estrellas ubicado a 1 km del museo de historia de Osaka y a 3 km de la estación de Umeda.

Destaca por tener unas habitaciones decoradas con mucho estilo, lujosos servicios y una elegancia atemporal rematada por una hospitalidad extrema en sus empleados.

Otra opción de lo más recomendable es el Hotel Ana Crowne Plaza Osaka, un establecimiento de 4 estrellas que da la oportunidad a los huéspedes de relajarse en un ambiente tranquilo pero bastante cercano al centro de la ciudad.

Además de habitaciones realmente lujosas, encontramos cafetería, gimnasio, servicio de masajes, peluquería, piscina, sauna y restaurante, entre otros.

Foto vía:  agustinrafaelreyes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*