¿Qué necesita mi bebé para viajar?

bebe-maleta-quehoteles

Muchos aseguran que cuando se tiene niños los viajes se terminan. Escucharás quienes defienden que viajar con bebés es una auténtica locura y que es mejor quedarse cerquita de casa. No obstante, lo cierto es que no es así. Está claro que viajar con un niño siempre cambia las cosas. Nuestros planteamientos de viaje serán diferentes, pues no podremos visitar tantas cosas y llevar el ritmo que llevábamos cuando no contábamos con familia. Esto no significa que no podamos viajar con ello; y es que no hay nada más bonito que compartir con nuestros hijos nuestra afición a conocer lugares diferentes y culturas distintas desde bien pequeños. Imaginad la cantidad de cosas que pueden aprender en cada uno de estos viajes.

Aun así, es importante saber que viajar con niños implica preparar las cosas mejor. Sobre todo si son bebés; pues lo peques de la casa necesitan equipajes especiales. Para empezar, es importante preparar un botiquín de primeros auxilios (algo que tampoco está de más si viajamos sin niños). En este botiquín es interesante incluir todo aquello que necesitemos si nuestros hijos tienen algún tipo de contratiempo.

Si estás en periodo de lactancia, debes llevar una botella de agua o un termo con algún tipo de líquido. Esto te permitirá estar en todo momento hidratada. También es interesante llevar algún tipo de fórmula de leche en polvo, nunca sabemos que puede pasar y nuestro bebé necesita comer sí o sí.

Si tu bebé ya come comida sólida, piensa bien dónde vas a viajar. Infórmate previamente de dónde podrás conseguir dicha comida, y si ves que es complicado, no dudes en cargar con algún potito extra.

Lleva pañales suficientes para todo el viaje. Si viajas en avión, ten en cuenta que tu maleta puede estar facturada y durante el trayecto no vas a poder acceder a ella. Así pues, intenta tener siempre un buen arsenal por lo que pueda ocurrir. Asimismo, guarda mudas para este trayecto, tanto para el niño como para ti.

Si tu bebé ya empieza a gatear, es buena idea llevar una pequeña manta. Así, si tenemos que parar en algún lugar, como un aeropuerto o un hotel, y esperar un tiempo, podrás extenderla y dejar que el bebé se distraiga gateando un poco.

bebe-sombrero-quehoteles

No olvides coger algo para proteger la cabeza de tu hijo tanto del frío como del calor. Asimismo, no te olvides de la protección solar, siempre debe estar en tu bolso.

Si el viaje es en coche, ten en cuenta las medidas de seguridad que debes cumplir para que tu hijo esté protegido, tales como la silla homologada. Asimismo, si viajas en avión, tendrás que informarte bien de cuáles son los requisitos en cuanto a documentación para viajar con bebés. Normalmente, en los vuelos domésticos no es necesario que tu bebé tenga documentación, pero hay determinadas compañías que pueden ponerse muy pesada con estos temas, normalmente compañías low cost. Así pues, si no queremos quedarnos en tierra, es importante informarse antes de tomar el avión. De todas formas, lo más normal es que con el Libro de Familia podamos viajar sin problemas.

En el tema de la sanidad, dejarlo todo atado. Es importante que vosotros mismos llevéis la tarjeta sanitaria europea (si viajáis fuera de España pero dentro de Europa) o un seguro privado si viajamos fuera de Europa. En el caso de los niños también hay que tenerlo en cuenta. Debemos llevar algún documento que asegure que estos pequeños están afiliados a nuestra Seguridad Social. Seguramente no la necesitaremos, pero las emergencias pasan, y no podemos meter en un buen lío si no llevamos estos papeles en regla.

familia-aeropuerto-quehoteles

El tema del cochecito de bebé también es importante. Normalmente se factura, como el resto de equipaje, aunque no está de más informarse en la compañía con la que volamos. En el caso de que se tenga que facturar, debéis saber que podéis llevarlo hasta la puerta del avión. Ahora bien, barajad que es mejor, cargar con él o facturarlo con el resto de maletas.

Finalmente, intentad llevar juguetes para los peques. Cuando son muy pequeños llorarán igualmente, pero lo cierto es que cualquier tipo de estímulo que pueda calmarlos durante un tiempo, aunque sean minutos, viene siempre bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*