Port Vila, un paraíso en Vanuatu

Port Vila

Vanuatu es un país insular ubicado en el océano Pacífico, un archipiélago de origen volcánico que cuenta con un gran repertorio de paisajes y lugares de ensueño. En concreto nos situamos en Port Vila, su capital. Ubicada en la costa sur de la isla Éfaté, es la ciudad más poblada del país, siendo así el centro económico y comercial del mismo.

Esta encantadora ciudad subsiste a día de hoy gracias a las ayudas del gobierno australiano y al turismo; y es que en las últimas décadas, Port Vila se ha posicionado como un destino turístico muy apreciado, algo más que obvio al observar los rincones paradisíacos que esta isla tiene que ofrecernos.

En la ciudad podemos visitar algunos lugares interesantes como el Parlamento, el centro cultural, el tribunal supremo, la universidad del Pacífico Sur o los jardines Summit. Además, también es interesante la calle Kumul Highway, paralela a la bahía. Es la principal calle comercial de la ciudad y cuenta con un sinfín de tiendas libres de impuestos, restaurantes, pubs, cafés e incluso pequeños comercios locales de frutas y verduras.

Debido a su historia, aquí en Port Vila también encontramos construcciones de tipo colonial. La mayoría de las mismas se ubican en el elegante barrio francés, envueltas en una espesa vegetación formada por grandes árboles centenarios. Es justamente en este barrio donde encontramos uno de los templos más importantes del país, la Catedral del Sagrado Corazón.

Mención especial merece el Museo Nacional o el mercado de manualidades y artesanías Mama´s, pues es una forma de conocer la historia de este rincón del mundo, así como las actividades artesanales en las que la población autóctona se ha especializado a lo largo de su historia.

Evidentemente los alrededores de Port Vila son también un destino a tener en cuenta. Si nos alojamos en esta ciudad, podremos contratar excursiones a lugares tan interesantes como Iarofa, una aldea en la que podremos observar costumbres tan tradicionales como el arte de caminar sobre el fuego, o conocer cómo vive una de las tribus más antiguas de la zona.

Otra de las excursiones favoritas por los turistas es la visita al volcán Yasur. Se trata de un volcán activo de unos 361 metros de altura emplazado en la isla de Tanna. Aunque normalmente no entraña riesgos, lo cierto es que es un volcán que ha permanecido activo desde hace siglos. En la actualidad es accesible al turismo, por lo que es un reclamo bastante importante en la zona. Debido a esto, el gobierno local ha creado niveles para restringir el acceso al público. Así, si el nivel es 0, significa que hay una baja actividad y que podemos acceder al cráter. A partir del nivel 2 el acceso está restringido.

Otra de las actividades más demandadas en esta isla es la práctica de submarinismo, algo que no es de extrañar, pues lo cierto es que el mar está lleno de barcos hundidos, la mayoría de ellos del siglo XIX, por lo que las excursiones submarinas para conocer estas pequeñas y grandes embarcaciones son quizá uno de los atractivos más interesantes de la zona.

Por último, y aunque es casi evidente, no hay que olvidarse de las exuberantes playas de esta isla. Encontraremos rincones llenos de paz, vegetación y una arena fina bañada por un agua turquesa realmente apetecible.

En cuanto a la oferta hotelera, lo cierto es que ha crecido mucho durante las últimas décadas gracias al turismo. De esta forma, podemos encontrar importantes resorts que ofrecen un hospedaje de calidad emplazado en rincones completamente paradisíacos.

Podemos destacar por ejemplo el Hotel Breakas Beach. Se trata de un estupendo hotel de 4 estrellas ubicado en una playa de arena blanca, a tan sólo 10 minutos en coche de la ciudad y rodeado de exuberantes jardines.

Nos alojaremos en bungalows completamente amueblados al estilo melanesio y con unas vistas al océano que nos dejarán totalmente asombrados. Además, disfrutaremos de una cocina basada en los productos de la tierra, saboreando así los platos más tradicionales de la isla.

Por último, destacamos el impresionante Hotel Iririki Island Resort, un espectacular 4 estrellas ubicado en una isla privada a 1,5 kilómetros del centro de la ciudad. Sin duda es una de las formas más exclusivas de alojarse en el archipiélago.

Encontraremos las construcciones tradicionales de la isla, los bungalows, que están emplazados en medio de un jardín tropical lleno de vegetación.

Cualquiera de estos dos hoteles responderá a la idea preestablecida de vacaciones de ensueño. Tan sólo tendremos que dejarnos llevar y disfrutar.

Foto vía:  mrmunningsontour

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*