Playas del Caribe (I)

Playa Rincón, República Dominicana

Playa Rincón

En el Caribe podemos encontrar algunas de las mejores playas del mundo. Entre las más bonitas incluimos aquí nuestra propia selección que queda, por supuesto, abierta a que incorpores esa playa caribeña que te enamoró.

Playa Rincón, República Dominicana

La larga franja costera del extremo sudeste dominicano y hasta la Península de Samaná es una sucesión de lugares sombreados por un denso bosque de palmeras entre el cual se levantan los complejos hoteleros. Playa Bávaro  es quizás la más conocida de sus playas y sugerimos que te llegues hasta Playa Rincón para conocer otro paisaje. Calas alargadas y ligeramente curvadas que se extienden unos 3 km, con arena casi blanca, densos palmerales y aguas de distintos tonos del azul al verde.

Los Roques, Venezuela

Un archipiélago frente a las costas venezolanas con una gran cantidad de pequeñas islas, islotes, cayos y salientes del mar. Tal vez lo más bonito está a pocos centímetros bajo la superficie del mar turquesa: su flora y fauna subacuática te maravillarán. No es necesario ser gran buceador, con un snorkel te asomarás a un mundo impresionante. Es Parque Nacional  y está a sólo 35 minutos de vuelo de Caracas.

Los Roques Venezuela

Los Roques

Varadero,  Cuba

Una playa generosa, amplia, bellísima y cargada de servicios al turista. Muy accesible desde La Habana y de gran aceptación popular por los turistas internacionales. Es perfectamente válida para aquellos que quieren un primer contacto con el Caribe sin dejar de disfrutar de los servicios del Primer Mundo. Su mar eternamente traslúcido y de aguas cálidas, su arena fina y envolvente, la fuerza de su sol y la enorme cantidad de excursiones y servicios puestos a disposición del turista, garantizan una experiencia perfecta.

Seguiremos paseando por más islas para planear nuestras próximas vacaciones. Siempre una buena opción para reservar un hotel y quedarse allí, o para incluirlas dentro de una ruta mas larga.

Foto/Flickr  de Pierre Mangin
Foto/ Flickr de Márcio Cabral de Moura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*