Neuquén, la Meca de los dinosaurios en Argentina

Dinosaurios de Neuquen

En la ciudad y provincia argentina de Neuquén se han encontrado los huesos del dinosaurio más grande y el mayor carnívoro (de 8 toneladas) que se conocen hoy en día. Para cualquier experto este lugar de la región de la Patagonia es la auténtica Meca de los dinosaurios. Una zona en la que han aparecido numerosos hallazgos fósiles y que cuenta con reconocimiento mundial.

Curiosamente la práctica totalidad de la provincia es un enclave casi desértico. Sin embargo, en la época de los dinosaurios, hace millones de años, se cree que existía un ambiente casi tropical. Estos animales vivían entre bosques de coníferas con una serie de ríos que desembocaban en el Pacífico. Un ambiente ideal para que estos grandes animales pudieran encontrar el hábitat necesario para vivir.

Vivieron durante más de 150 millones de años, hasta que desaparecieron de forma misteriosa hace 65. En Neuquén todo comenzó de forma oficial hace ya casi 30 años, cuando se comenzaron a descubrir restos de algunos de los dinosaurios más grandes de la actualidad, aunque los primeros hallazgos se produjeron ya a finales del siglo XIX. Las huellas de dinosaurios encontradas datan de hace más de cien millones de años, y muchas de ellas se han preservado perfectamente en las rocas y piedras del valle.

A todo este enclave se le conoce como el Valle de los Dinosaurios, y en 1997 fue declarado Lugar Histórico Nacional. Una zona que rodea principalmente a Villa El Chocón, un pequeño pueblo de poco más de mil habitantes al sudeste de Neuquén. Un lugar que no sería conocido si no fuera por estos hallazgos. Aunque como singular atractivo presenta el Embalse Ezequiel Ramos Mexía, el más grande de Argentina.

Si estáis interesados en el mundo paleontológico hay tres importantes yacimientos alrededor de la propia ciudad de Neuquén: Plaza Huincul, Villa El Chocón y el Centro Paleontológico Barreales. Este último tal vez sea el mejor y más interesante de los tres, ya que en él incluso se puede trabajar unos días junto a los profesionales que hacen su labor en la excavación de dinosaurios. Es precisamente una de las pocas que están abiertas al público en activo.

En las otras dos sería interesante conocer el Museo Carmen Funes de Plaza Huincul, donde se expone el herbívoro más grande del mundo, o el Museo Ernesto Bachmann de Villa El Chocón, que alberga los restos fósiles del carnívoro más grande de la tierra. En ambos centros veremos huevos de dinosaurios, otras piezas fósiles y conoceremos de primera mano el mundo de estos animales. Dos visitas que resultarían imprescindibles.

Junto a estas que son las más reconocidas también podemos visitar el Parque Cretácico y el Museo Paleontológico de Neuquén capital, el Valle Cretácico y su bosque petrificado en Villa El Chocón, y el Proyecto Dino en Plaza Huincul, el primer parque natural educativo turístico de dinosaurios. En cualquiera de ellos descubriréis todos los secretos del mundo de estos animales.

Hasta la fecha son más de 30 dinosaurios los que han recibido nombre en la provincia de Neuquén. Por toda ella hay museos, parques educativos y centros de investigación, de ahí que el turismo paleontológico sea uno de los principales referentes económicos de la zona. La experiencia para cualquier (especialmente si venimos con niños) resulta única y fascinante.

Viajar a Neuquén, por tanto, es dar un salto atrás en el tiempo de millones de años hasta un mundo prácticamente inimaginable para nosotros. En sus museos y centros de investigación seguro que encontraremos muchas de las respuestas que andamos buscando sobre el mundo de los dinosaurios. Hay en ellos visitas guiadas especializadas y muchas otras actividades a descubrir. Merece la pena perderse por estas tierras de la Patagonia argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*