Museo de Historia Natural de Nueva York

Central Park, Nueva York

Central Park, Nueva York

La inagotable ciudad de Nueva York encierra mil lugares para conocer. Algunos, a pesar de su enorme patrimonio, no suelen aparecer en la primera lista de “cosas para hacer” en la Gran Manzana, como el Museo de Historia Natural. Pero lo merecen.

El edificio de este museo en Central Park está encabezado por las imágenes de quienes lo hicieron posible: el Presidente Teodoro Roosevelt, Albert S. Bickmor y el banquero J. P. Morgan.

La primera sede, creada en 1869, se alojó en un viejo arsenal de Central Park. En 1874 los arquitectos Calvert Vaux y Jacob Wrey Mould empezaron a construir un edificio neogótico en el solar actual de Manhattan Square (en la 79ª street, al oeste del parque) que inauguraron tres años más tarde. Hoy ocupa varias manzanas con un total de 50.000 metros cuadrados donde se exhiben 30 millones de piezas, distribuidas en cuatro plantas, con exhaustiva información sobre la vida en el planeta Tierra, su evolución, los ecosistemas, etc.

Puedes visitar el Museo de Historia Natural de Nueva York pagando muy poco. Aquí se utiliza el sistema “pay as you wish”, como diríamos en casa: “la voluntad”. Nos reciben esqueletos de enormes dinosaurios montados con sus huesos fósiles originales para después continuar la visita por las múltiples salas organizadas por temas y continentes.

Podrás ver, por ejemplo la reproducción a tamaño natural de una ballena azul de 29 metros de largo capturada en 1925; las mayores gemas del mundo, como un topacio azul de más de 4 kilos, un rubí de 100 quilates y el Star of India, el zafiro más grande que existe, de 463 quilates. Verás meteoritos (el más grande caído en EEUU se exhibe aquí), paleontología y animales en general, disecados o reproducidos con diferentes técnicas en dioramas que recrean escenas de su vida normal. También hay lugar para culturas indígenas americanas y el Planetario Hayden, en el anexo Rose Center of Earth and Space, donde modernas proyecciones de vídeo y efectos especiales desvelan los secretos científicos del universo.

Horas y horas de visitas y entretenimiento en plena ciudad, a un paso de tu hotel en Nueva York, como tantas otras cosas. ¡Qué tentación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*