Museo de Arte Romano de Mérida

meridamuseo
Mérida, la pujante capital de Extremadura, tiene una larga historia que viene unida a su ubicación geográfica. Recostada sobre el río Guadiana, ha sido desde siempre un nudo de comunicaciones y en la época en que la Península Ibérica era una provincia del Imperio Romano (Hispalis), Mérida ocupaba un lugar de privilegio. Era entonces Augusta Emérita
Para asomarnos a aquellos tiempos, recorrer sus calles nos traerá una idea de su arquitectura: el Tempo de Diana, el Arco de Trajano, el Circo Romano.

Pero para conocer la vida cotidiana de aquellos habitantes de Augusta Emérita, no hay nada como llegarse hasta el Museo Nacional de Arte Romano, una magnífica obra del arquitecto Rafael Moneo que ha sabido conjugar los elementos heredados de la Roma Antigua para crear un “contenedor” cálido, amigable y respetuoso de la obra que alberga.
Los portales de entrada al museo ya nos asombran con una reproducción en relieve de la antigua Mérida romana. Las distintas salas se abren a derecha e izquierda de un amplio pasillo central que permite la exposición de grandes esculturas, frisos y adornos que llevaba el Teatro de Mérida en tiempos en que cónsules, gobernadores y pueblo llenaban sus gradas para presenciar las comedias.
meridamuseo2

Las esculturas muestran un trabajo artesanal impecable jugando con el mármol como si fuera un fino tejido. El color llega con los mosaicos de enormes dimensiones que decoraban las villas y monumentos en su momento. Hoy, rescatados y restaurados, muchos de ellos son expuestos sobre las paredes para una mejor percepción.
En la primera planta encontramos los objetos cotidianos. Tal vez sea ésta la parte del museo que más nos acerca a la dimensión humana de aquella ciudad: peines, adornos para el cabello, pendientes, joyas de todo tipo. Multitud de lámparas de aceite, monedas, muebles, tallas de marfil o finísimos cristales que han sobrevivido para contarnos la verdadera historia. Es imprescindible bajar a la cripta para pisar la antigua calzada que comunicaba todo el Imperio con Roma.
El Museo se encuentra en pleno centro de la ciudad de Mérida, a un paso del Anfiteatro y del Teatro. La entrada cuesta sólo 2,40 euros pero, hay un abono de 10 euros que nos permite entrar a los principales puntos de interés de la ciudad, entre ellos el Teatro, el Circo romano y el Anfiteatro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*