Menorca: Sant Joan y los caragols

Menorca

Menorca

Visitar Menorca es llegar a un destino que conserva su ritmo, sus tradiciones. Y este mes de junio es especialmente significativo para esta isla: es la cita de Sant Joan cuando se renueva la fiesta en que los caragols son los protagonistas.

La fiesta se remonta a celebraciones religiosas del siglo XV. Se representan los cuatro estamentos de la antigua sociedad menorquina, los llamados “Caixers”: la nobleza, la iglesia, los artesanos y los campesinos.

Comienza la fiesta con el primer toque de flauta frente al  Palacio del Caixer Senyor  a las 9 de la mañana.  Desde allí sale  la comitiva que recorrerá Ciutadella, con el “Homo des Be”, un hombre que representa a San Juan Bautista. Va cubierto  con pieles de cordero, lleva cruces pintadas en los pies y brazos, un cordero vivo en la espalda.

El plato fuerte de las celebraciones está en los caragols. Se trata de juegos ecuestres en los que caballo y jinete ponen a prueba su compenetración girando (de ahí lo de caragols, caracoles) y desarrollando una serie de movimientos acrobáticos que renuevan una coreografía que viene desde la Edad Media.

Puerto de Ciutadella, Menorca

Puerto de Ciutadella

El momento culminante del espectáculo es cuando los animales se elevan en alto sobre sus patas traseras y los jinetes intentan mantenerlos así el máximo de tiempo posible, a la vista y admiración del público.

Las fiestas duran en realidad una semana entera y se completan con otras jornadas curiosas, como una guerra de avellanas. Sin dudas, una semana en que nos gustaría estar en Menorca disfrutando de sus tradiciones y de sus playas, de su gastronomía y su amabilidad con el visitante.

Entre tantas opciones de hoteles en Menorca, seguramente encontraremos una buena alternativa para disfrutar de las fiestas de Sant Joan.

Foto/Flickr de Joan Martínez
Foto/Flickr de corcuman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*