Meknès, Ciudad Imperial de Marruecos

Meknes

Marruecos cuenta con lugares mágicos como por ejemplo Meknès. Se trata de una antigua ciudad marroquí situada a los pies del Atlas. A caballo entre Rabat y Fez, Meknès es una de las cuatro Ciudades Imperiales de Marruecos, además de capital de la región de Meknès-Tafilalet.

Visitar esta ciudad es retroceder en el tiempo y dejarnos envolver por otra cultura llena de tradiciones. Así, hay que destacar que la belleza de Meknès está reconocida por la mismísima Unesco; y es que en 1996, declaró a la misma como Patrimonio de la Humanidad, respondiendo así a una ciudad típica del Magreb del siglo XVII que ha sabido guardar su esencia tradicional al mismo tiempo que integra elementos de planificación y diseño europeos.

Las visitas en esta hermosísima ciudad son muchas. Podemos, por ejemplo, dejarnos arrastrar por la magia de sus Zocos. Regatear y comprar siempre es una actividad apasionante en cualquier ciudad de Marruecos. Así pues, démonos una vuelta y adquiramos algún recuerdo de la zona.

Uno de los lugares con más vida de la ciudad es la Plaza el-Hedim. Esta plaza, que en su día servía para ejecutar a los presos, se ha convertido en un interesante rincón lleno de restaurantes y terrazas.

Una de las visitas más esperadas es la del Mausoleo de Mulay Ismaíl; y es que en su interior, se encuentra la tumba de uno de los sultanes que marcó la historia de Marruecos, la historia más actual y reciente.

Si queremos ver ejemplos de mezquitas debemos visitar la Mezquita Néjarine, situada en el centro de la medina y levantada en el siglo X, la Mezquita Jamaï Roua, construida en 1790, o la Gran Mezquita, levantada por los almorávides allá por el siglo XI.

Existen construcciones civiles como la Puerta Bab el Mansour. Se trta de una de las obras más bellas de Moulay Ismaíl, siendo la más grande de Marruecos y de todo África del Norte. Fue levantada en 1732 y sirve para comunicar la Plaza el-Hedim con la antigua Ciudad Imperial de Mulay Ismaíl.

En Meknés, como en la mayoría de grandes ciudades de Marruecos, encontramos una gran Madraza. En este caso es la de Bou Inania. Se trata de una institución teológica que fue levantada entre 1331 y 1351. Cuenta con un gran patio y una planta con 26 aulas de TOLBAS. Además de observar como es una Madraza en su interior, podremos disfrutar de unas curiosas y privilegiadas vistas sobre la ciudad.

En cuanto a museos, podemos destacar el Museo Dar Jamaï, uno de los más importantes del país.

Podemos visitar también palacios, como el de Dar El Makhzen, que fue el palacio oficial de Moulay Ismael. Además, en otro orden, también es necesario visitar la sala de embajadores Kouat Al Khayatine, Fandouk el Hanna (complejo cultural) o Le Haras (centro de cría de caballos de la ciudad).

Si contamos con un poco más de tiempo, siempre es recomendable desplazarse hasta la ciudad romana de Volubilis. Está a tan sólo 33 kilómetros de Meknès, y es bastante recomendable.

Desde el punto de vista del alojamiento, Meknès es una ciudad con bastantes opciones. Podemos optar así por los hoteles más internacionales, adaptados para todo tipo de turistas. Por ejemplo, destacamos el Hotel Menezh Dalia, un establecimiento de 4 estrellas situado en un barrio residencial de la ciudad. Está completamente rodeado de viñedos y cuenta con unas comodidades modernas y adecuadas para pasar una excelente estancia en Meknès.

El Hotel Transatlantique es un establecimiento de 4 estrellas ubicado a muy pocos minutos de Bad Berdaine. Está emplazado en uno de los edificios más bonitos de toda la ciudad. Además, cuenta con una gran experiencia a la hora de tratar al turista, pues sus puertas abrieron nada más y nada menos que en 1927, aunque fue totalmente renovado en 2011.

Las habitaciones están decoradas con sumo gusto, y cuentan con caja de seguridad, cama king size y baño completo, entre otros.

Finalmente, para aquellos que quieren vivir una experiencia más tradicional, sin duda recomendamos la estancia en un Riad, por ejemplo, Riad Atika Mek. Se trata de un establecimiento ubicado en la medina de la ciudad. Cuenta con una terraza hermosísima con vistas privilegiadas sobre la ciudad y las montañas del Atlas. Además, todas las habitaciones cuentan con aire acondicionado, calefacción y ducha.

Foto vía: completemorocco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*