Los hoteles más insólitos del mundo

hotel Utter Inn, Suecia

¿Cuántas veces te propones encontrar un “hotel distinto”? Cuando vas a un buscador de hoteles, te gustaría encontrar alternativas que además de garantizarte el alojamiento en las mejores condiciones y las mejores tarifas, te permitieran vivir una experiencia diferente.

Hoy traemos varios consejos de viajes;  hoteles insólitos del mundo en los cuales podrías alojarte o al menos, visitar a tu paso por sus ciudades. Por ejemplo:

El hotel Utter Inn es un minúsculo hotel ubicado en el lago Malaren, en Suecia, cerca de Estocolmo: tiene un solo cuarto en mitad de la superficie del lago. Puede parecer demasiado ascético, pero tiene un sorprendente éxito entre los ejecutivos suecos de grandes empresas. Sin reuniones, secretarias, ni teléfonos.

En Holanda, por ejemplo, podemos alojarnos en el hotel Harbour Crane que como su nombre indica, nos permite dormir en una grúa en un puerto. Está en Harlingen, muy cerca de Leeuwarden y Groninga (y a una hora de Amsterdam).

Hotel Malmaison

Y sin salir de Holanda, el Hotel-Restaurant-Serre de Vrouwe se sitúa en Stavoren y está hecho con antiguos barriles de madera de vino con capacidad para más de 14.000 litros. No dan para colocar una cama grande, pero sí dos camas pequeñas a cada lado.

El Jules’ Undersea Lodge es un hotel situado en Key Largo, Florida, Estados Unidos con la particularidad de que se trata de un hotel submarino. Está pensado para buceadores y todas aquellas personas que quieran iniciarse en este deporte, con monitores especializados. Hay otros casos similares en China, Dubai o Israel.

Otra alternativa es alojarse (con gusto) en una prisión. O en lo que fuera en otros tiempos usado como prisión. Encontramos varios casos alrededor del mundo. La Prisión de Liepaja, cerca de Riga, en Letonia (ex centro de internamiento de la KGB).

En Boston, Estados Unidos, está el hotel de la Charles Street Jail; en Suiza puedes dormir en la antigua prisión de Lucerna y en Inglaterra, el Hotel Malmaison ubica parte de sus habitaciones en las celdas del Castillo de Oxford.

¿Quieres algo más original?

Foto/ Flickr de annie_everywhere
Foto/ Flickr de Jim Linwood

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*