Los charcos de Tenerife

Tenerife, Islas Canarias

Tenerife

Pasar un verano en las Islas Canarias nos asegura una experiencia completa: buen clima, una naturaleza potente, diversidad de opciones de ocio, una gastronomía exquisita y una cordialidad comprobada. Hoy elegimos dar un paseo por unos rincones naturales muy cerca de nuestro hotel en Tenerife: los charcos.

Se les llama así a las piscinas naturales que la costa accidentada nos regala cuando no tenemos playa para disfrutar del mar. En la costa norte de Tenerife, el litoral es muchas veces accidentado y abundan los acantilados formados por espectaculares coladas volcánicas.

En ocasiones, este mismo litoral agreste ofrece insólitos lugares para el baño, como en el Charco de la Laja, en la costa del municipio de San Juan de la Rambla. Un sendero que discurre cerca del mar lleva a esta piscina natural creada entre restos de pasadas erupciones volcánicas que alcanzaron el mar.

El Charco de la Laja está acondicionado para el baño, pero es necesario tomar las debidas precauciones frente al posible oleaje.

Buscando la oportunidad de disfrutar con estas piscinas naturales, nos  acercamos a Garachico, al norte de Tenerife también.

Este municipio tiene una original zona de baños formada por varias piscinas naturales, fruto de las caprichosas formas que originó el magma al contactar con el agua del mar tras la erupción del volcán Trevejo en el año 1706.

Denominada El Caletón, la zona, situada frente a la Avenida Marítima, y accesible desde la zona donde se ubican los hoteles, ofrece la posibilidad de disfrutar de un refrescante baño en un entorno excepcional, aunque no está de más atender siempre a las condiciones del mar, que aquí pueden incluir fuertes oleajes.

Si estás pensando en pasar unos días de vacaciones en alguno de los muchos hoteles en Tenerife, debes saber que las opciones no se acaban en sus playas. SI quieres vivir el verano como los tinerfeños, aprovecha a bañarte en sus charcos. Aquí te hemos dejado un par de opciones, pero si preguntas a tus nuevos amigos de la isla, seguramente compartirán contigo algún rincón secreto junto al mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*