Los tres palacios de Viena

Palacio de Schönbrunn

Si hemos escogido Viena como próximo destino en nuestras vacaciones, indudablemente nos habremos informado antes de los monumentos y lugares de interés que debemos visitar. Entre todo el gran repertorio de Patrimonio Histórico de esta emblemática ciudad, debemos destacar 3 lugares imprescindibles, los palacios de Viena.

Comenzamos esta ruta tan especial con el Palacio de Schönbrunn. Esta hermosa construcción es conocida también como el Versalles vienés, siendo uno de los edificios históricos más visitados de toda Austria. Su belleza queda más que evidenciada al formar parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1996.

Este palacio fue construido en el siglo XVII y desde entonces funcionó como la residencia de verano de la familia imperial.

En su interior encontramos un sinfín de habitaciones decoradas con un delicioso estilo rococó. La suntuosidad y el lujo está presente en cada rincón del palacio mostrándonos así grandes salones de recepción. No obstante, el contrapunto lo encontramos en la sencillez que muestran habitaciones como las de Francisco José o la mismísima emperatriz Isabel.

Destacamos estancias como la Gran Galería, el Salón Chino Circular o el Salón del Desayuno y el Salón Chino Azul.

Otro de los grandes palacios de Viena es el Palacio Imperial de Hofburg. Es el palacio más grande de la ciudad y fue el lugar escogido por la mayor parte de la realeza de la historia austriaca para vivir.

Este palacio era la residencia de invierno, siendo otro de los edificios históricos más visitados de todo el país.

El complejo es realmente grande, pues cuenta con los aposentos imperiales, varios museos, capillas, una iglesia, la Biblioteca Nacional Austriaca, la Escuela de Invierno de Equitación o el despacho del Presidente de Austria, entre muchos otros.

Aunque podemos visitar gran parte de todo el recinto, quizá lo más interesante sean los Apartamentos Imperiales, el Museo de Sisi y la Platería de la Corte.

El Museo de Sisi despierta gran expectación en los turistas, los cuales pueden descubrir un poco más de la vida de esta melancólica emperatriz.

Finalmente nos encontramos con el Palacio Belvedere, un hermosísimo palacio con estilo barroco ubicado en la ciudad de Viena.

En realidad, el Palacio de Belvedere son dos, el alto y el bajo. Ambos han sido convertidos en museo. Además, originalmente el palacio constaba también de un tercer módulo, el Scwarzenberg, que actualmente es un hotel.

El palacio alto y el bajo están unidos por un hermoso jardín dividido en tres niveles que representan varias alegorías.

En cuanto a los museos que encontramos en su interior, está el Museo de Arte Barroco austríaco, el Museo de Arte Medieval austríaco y la Galería de arte austríaca. En estas tres pinacotecas encontramos obras de gran relevancia, como por ejemplo el famoso cuadro de Gustav Klimt, El Beso.

Sin duda, aunque Viena cuenta con grandes visitas que no debemos perdernos, estos tres palacios son los edificios más recomendables, en los que podremos conocer gran parte de la historia del país y disfrutar de un gran derroche de arquitectura majestuosa y arte.

En cuanto al alojamiento en Viena, hay que reconocer que cuenta con una amplia oferta llena de calidad. Así, podemos destacar hoteles de la categoría del Hotel Artis, un excelente 4 estrellas situado en la zona de las embajadas. Está muy cerca del castillo de Belvedere, además cuenta con tren y metro cerca.

El hotel está conservado en perfecto estado y cuenta con unas habitaciones de buen tamaño con cuartos de baño completos, aire acondicionado y calefacción, tv y teléfono, entre otros.

Asimismo, el hotel cuenta con un delicioso restaurante en el que podremos degustar un sinfín de platos tradicionales así como platos internacionales.

También tenemos el Hotel Austria Trend Hotel Ananas, un establecimiento de 4 estrellas ubicado en la avenida Ringstrabe. En los alrededores encontramos bastantes cafeterías, grandes edificios y restaurantes.

Las habitaciones están decoradas con muchísima elegancia. Además, están equipadas con baño completo, caja de seguridad, calefacción, cama doble, minibar, nevera, radio, sala de estar y aire acondicionado, entre muchos otros.

Foto vía:  tjflex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*