Las verbenas madrileñas de verano

Madrid

Durante los meses de verano, los madrileños abandonan la gran ciudad, dejando las calles para los turistas y las famosas verbenas madrileñas. Busca un hotel en Madrid para este verano y disfruta de conciertos, bailes y de los tópicos madrileños, procesiones, farolillos, limonada, chocolate con churros o porras, melodías al organillo, campeonatos de mus, concursos de piropos o de cabezones o de barrigudos.

Los protagonistas son las chulapas y los chisperos, que se pasean con chulería, ellas con pañuelo en la cabeza, clavel en el pelo y mantón de Manila, y ellos con gorra parpusa, chaleco ajustado y resplandecientes botines. Como la tradición manda, se marcarán unos chotis, un baile muy parecido a la polca, pero con un movimiento más reposado.

Las verbenas de verano empiezan el 13 de junio con San Antonio de la Florida, tal y como indica un castizo refrán “La primera verbena que Dios envía es la de ”. Se celebra en el distrito municipal de Moncloa – Aravaca, y es una de las fiestas más populares. Las mozas arrojan alfileres a la pila bautismal para luego recoger con la mano las que puedan, augurando así el número de novios que tendrán, después, se reparte gratuitamente el Pan de los pobres que, según la creencia, protegerá los ahorros.
A mediados de julio, llegan las fiestas de la Virgen del Carmen, que se celebra en los barrios de Chamberí y Vallecas. Es una de las celebraciones más castizas. Una de las tradiciones más sorprendente de las Fiestas de la  Karmela es la Batalla del Agua, en la que vallecanos y visitantes se lanzan cubos de agua durante la tarde del 16 de julio.

En agosto el ritmo no para, y se encadenan tres verbenas más. El barrio de la Latina y Embajadores tienen la de San Cayetano, empieza el día 7, con un recinto ferial en la plaza de Cascorro, con tómbolas, casetas y chocolatadas. Así que durante estos días, puedes buscarte un hotel por los alrededores del Rastro para conocer parte de la tradición castiza de Madrid.
Del 10 al 14 es la de San Lorenzo, que da lugar en las calles de la antigua judería. Se celebran procesiones y los emblemáticos concursos de chotis o cabezones y barrigudos, como también las carreras de sacos.
Del 6 al 15 del mismo mes, se celebra la verbena de La Paloma, por el entorno de Lavapiés, la plaza de la Paja y las Vistillas. Por estas calles, bajan el cuadro de la Virgen, hallado por Isabel Tintero en el siglo XVIII. En la procesión, es muy típico que vecinos y visitantes lanzen piropos a la virgen.

Si viajas a Madrid durante estas fechas, vas a conocer el Madrid más castizo y tradicional. El aburrimiento no va a tener lugar en tus días de vacaciones.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top