Las islas de Quirimbas, Mozambique

quirimbas

Seguro que a más de uno le gustaría desaparecer por unos días en un lugar aislado y paradisíaco. Si no te da miedo recorrer largas distancias y te apetece disfrutar de uno de los paisajes isleños más bonitos del índico, te recomendamos el archipiélago de las Quirimbas, un conjunto de islas de coral ubicadas en la provincia de Cabo Delgado, norte de Mozambique.

¿Qué tiene de especial este archipiélago? Para empezar la gran variedad de paisajes repartidos en sus más de 50 islas, muchas de ellas realmente pequeñas y aisladas; y es que cabe destacar que este archipiélago, hasta no hace mucho fue un lugar bastante inaccesible debido a la peculiaridad de su fondo marino, el cual era muy bajo y no permite la entrada de grandes embarcaciones. Y aunque se ha posicionado como un lugar bastante interesante para el turismo internacional, lo cierto es que sus islas siguen gozando de gran calma y tranquilidad, sin esas abarrotadas playas y hoteles atestados de turistas.

Podemos decir de ellas por ejemplo, que cuenta con una isla llamada Quirimba, pero que esta no es la más grande de todas. Será la isla Ibo, su vecina, la que ostentará este papel. Además, también es interesante saber que once de las islas forman parte del famoso parque nacional de Quirimbas, con una superficie de 7500 kilómetros cuadrados y unos paisajes dignos de ser fotografiados.

Muchas de estas islas están prácticamente inexploradas, por lo que podremos encontrar rincones mágicos, playas paradisíacas de arena blanca y palmeras y unos fondos de coral que serán la envidia de todo buceador. A esto último hay que añadirle que aquí encontramos un parque nacional marítimo en el que se protege al inofensivo pero enorme tiburón ballena, además de varias especies de tortugas, delfines e incluso dugong.

Cada isla cuenta con una barrera natural, un arrecife de coral que formará piscinas naturales de aguas cristalinas ideales para bucear y ver seres marinos de todo tipo y tamaño.

De la isla Ibo hay que decir que quizá sea la más interesante históricamente hablando. En ella encontramos antiguas fortalezas y una construcción que nos recuerda sus antepasados portugueses y su mezcla africana y árabe; y es que no hay que olvidar que en su momento, allá por el siglo XVI, esta isla fue un gran centro de comercio de marfil, oro y esclavos, contando así con construcciones importantes como casas y palacios de las colonias portuguesas.

En cuanto al alojamiento, lo cierto es que encontramos hoteles de gran calidad y lujo. Por ejemplo, tenemos el Hotel Ibo Island Lodge, en la isla de Ibo.

Este hotel es un excelente establecimiento de 4 estrellas que se ubica en una antigua construcción de más de 100 años de antigüedad, eso sí, completamente restaurada. Sus habitaciones están decoradas con estilo sencillo pero con ciertos toques de opulencia. Además, todas ellas han sido diseñadas de forma individual, siendo completamente diferentes las unas de las otras.

En primera línea de playa, este hotel nos permitirá descansar y disfrutar de una excelente cocina en su restaurante mientras observamos las estrellas desde su terraza.

Otro de los hoteles más exclusivos de estas islas es el Hotel Medjumbe Private Island, un resort de 5 estrellas ubicado en una isla privada.

El complejo cuenta con 13 apartamentos realmente impresionantes. Techos de paja e interiores lujosos equipados con aire acondicionado y piscina de inmersión privada. Hamacas confortables y cuartos de baño completos con ducha y bañera. Un auténtico paraíso arquitectónico emplazado en una de las islas más hermosas del archipiélago.

Finalmente encontramos también el hotel Matemo Island, un establecimiento de 4 estrellas ubicado en la isla Matemo.

Cuenta con hasta 24 apartamentos en plena playa, a escasos 10 metros de la orilla. Cuentan con una gran ventana frontal y hamacas, sillas y tumbonas para disfrutar de las largas noches escuchando las olas del mar.

Además, también cuenta con un delicioso restaurante en el que podremos degustar los manjares más exquisitos de la cocina local, así como otros platos de la cocina internacional.

Sin duda, cualquiera de estas tres opciones conseguirá que nos relajemos por completo en un paraíso que no olvidaremos jamás.

Foto vía: Kaskazini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*