La Ruta del Prerrománico en Oviedo

Santa Maria del Naranco

El Reino de Asturias fue la primera entidad política cristiana que se estableció en la Península Ibérica tras la conquista musulmana. La resistencia de los godos frente a los árabes dio como resultado la independencia de este reino tras la mítica Batalla de Covadonga en el año 722. Allí el ejército de Don Pelayo, primer monarca asturiano, venció a las tropas de Al Andalus.

Pero más que considerar este hecho histórico en sí, que muchos estudiosos convierten en el arranque de la Reconquista, queremos conocer hoy la manifestación artística que se produce en Asturias durante esta época. Se trata del arte prerrománico que, tanto en la región asturiana como en Galicia, tiene numerosos ejemplos. Para situar este arte propio se marcan tres etapas fundamentales:

  1. El reinado de Alfonso II el Casto (791-842)
  2. El reinado de Ramiro I (842-850)
  3. El reinado de Alfonso III el Magno (866-910)

Estas tres etapas aparecen representadas en la ciudad de Oviedo. A través de la Oficina de Turismo de la ciudad podéis planificar por vuestra cuenta la Ruta del Prerrománico, que os llevará a conocer los edificios más singulares y propios de este arte que tenemos en la capital asturiana. ¿Queréis que los conozcamos?.

Para comenzar nos situamos en el primer periodo prerrománico, en el que se levanta la Iglesia de San Julián de los Prados. Conocida popularmente como la Iglesia de Santullano, fue construida en el siglo IX y está situada en la parte baja de la ciudad, al noroeste, en el barrio de Pumarín. Lleva el nombre de San Julián, y está consagrada también a su esposa, Basilisa, matrimonio que se retiró a la vida monacal.

Lo más destacable de esta iglesia, además de su sencillez, es la mezcla de elementos romanos y visigodos. Cuenta con tres naves en total que se levantan sobre columnas de mármol. Llaman poderosamente la atención las pinturas murales cargadas de símbolos y figuras geométricas que decoran el interior del templo. A decir verdad, es uno de los mejores ejemplos que se conservan del arte pictórico europeo de la Alta Edad Media.

Del segundo periodo prerrománico hay que destacar especialmente dos iglesias. La primera de ellas es la Iglesia de Santa María del Naranco que, como su nombre indica, está situada en la carretera de subida al Naranco. Además de la maravillosa vista que se contempla desde aquí, esta sencilla iglesia es una de las joyas prerrománicas del arte europeo. No en vano está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Fue construida en el año 848 por Ramiro I a modo de palacio real. Cuenta con una sola nave de planta rectangular, y bajo ella se abre la cripta. Es curioso pero el altar está situado en el exterior, y en él puede verse aún una inscripción del año 848 que atestigua la fecha de realización. Asimismo hay que destacar los hermosos relieves esculpidos en los muros de la nave y las arquerías tan características del exterior.

La segunda de las iglesias de este periodo es la de San Miguel de Lillo, situada apenas a 200 metros del templo anterior. La cercanía hace que San Miguel de Lillo fuera en su origen la capilla real de Santa María del Naranco. Fue construida esta también en el año 848, y en la actualidad solo se conserva una parte de lo que fue la construcción original. La sencillez y la decoración escultórica con animales y figuras humanas son algunos de sus aspectos más interesantes.

Lo curioso del caso es que, del último periodo prerrománico, el más cercano en el tiempo, tan solo se conserva en Oviedo la Fuente de la Foncalada. Esta fuente de agua potable fue construida a instancias del rey Alfonso III en el siglo IX, y la podemos ver en la calle del mismo nombre. Está considerado el monumento civil en uso continuado más antiguo de España. Desde 1985 forma parte del conjunto del prerrománico asturiano Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Si queréis completar esta ruta podéis visitar otros monumentos prerrománicos, incluso fuera de Oviedo, entre los que cabe destacar las iglesias de Santa Cristina de Lena, la de Santianes de Pravía, la de Santa María de Bendones, el Monasterio de Santa María la Real, la Torre Vieja de San Salvador de Oviedo o la Cámara Santa de la Catedral ovetense.

Por último, y siguiendo algunos de nuestros habituales consejos, si buscáis un buen alojamiento os dejo el siguiente enlace: hoteles en Asturias.

Foto Vía Oviedo for 91 days

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*