La Ruta de los Castillos del Vinalopó, Alicante

Castillo de Villena

España cuenta con un sinfín de fortalezas medievales. Muchos de ellos se integran en grandes rutas, ideales para cogerse un par de días de vacaciones y adentrarse en la historia de este país. Una de las rutas más interesantes la encontramos en la Comunidad Valenciana, concretamente en la provincia de Alicante. Es justamente aquí donde encontraremos la Ruta de los Castillo del Vinalopó, un itinerario histórico y cultural que nos mostrará escenarios en los que se desarrollaron viejas batallas que se remontan a los tiempos del mismísimo Cid Campeador y la lucha entre musulmanes y cristianos en la Reconquista.

La ruta se concentra en unos 75 kilómetros a través de nueve municipios en el interior de la provincia de Alicante. Municipios que cuentan con fortalezas que protegían determinadas poblaciones durante el medievo y que hoy pueden ser recorridos abstrayéndonos y retrocediendo en el tiempo.

Encontramos, por ejemplo, el Castillo de la Atalaya, en Villena. No se conoce la fecha de construcción de esta fortaleza, aunque las fuentes árabes ya lo mencionan en el año 1172.  Fue un castillo muy importante para los musulmanes. Un lugar con fuertes medidas de seguridad que obligaron a las tropas de Jaime I a asediarlo hasta tres veces para tomarlo.

 También tenemos el Castillo de Bañares, ubicado en la localidad homónima. Se trata de una fortaleza de origen almohade que según parece ser fue construida en el siglo XIII. Con una forma irregular, la parte que más destaca del conjunto es la torre del homenaje, que cuenta con 17 metros de altura. En su interior, también podremos ver un aljibe y una ermita.

Uno de los castillos más admirados es el conocido como Castillo de Biar. Ubicado en Biar, la fortaleza no empezaría a tener relevancia hasta la llegada de Jaime I, aunque ya había noticias de la misma durante la dominación musulmana. Se ha restaurado en bastantes ocasiones, por lo que su estado de conservación es quizá mejor que muchos de los castillos de esta ruta.

Castillo de Biar

Castillo de Biar

El Castillo de la Mola está situado en Novelda. Se levanta junto al conocido como Santuario de Santa María Magdalena, a unos 4 km del centro de la localidad alicantina. Su origen también es almohade, y fue construido, según parece ser, sobre una antigua fortificación romana.

En Elda encontramos el Castillo de Elda. Fue una pieza clave de los almohades para proteger la comunidad de la Elda islámica de sus enemigos.

El Palacio de Altamira, en Elche, se construyó un poco más tarde que los anteriores, en el siglo XV. Fue un noble castellano quien levantaría sus muros convirtiéndolo en su residencia habitual. En la actualidad está perfectamente restaurado y en su interior podremos visitar el Museo Arqueológico y de Historia de Elche.

También encontramos el Castillo de Castalla. Se trata también de una fortaleza de origen islámico, un poco más antigua que otras, construida allá por el siglo XI sobre restos de un núcleo íbero-romano.

Podremos visitar también el Castillo de Sax. Como en muchos de los castillos de esta ruta, nos encontramos con una fortaleza andalusí que se asentó en otra fortaleza más antigua de origen romana. En este caso, el castillo de Sax destaca por ser uno de los más grandes de esta ruta.

En Petrel también tenemos un castillo, el conocido como Castillo de Petrel. Fue construido en el siglo XII a mano de los musulmanes que ocuparon el país. Cuenta con una forma poligonal. Además, está almenado y en su interior está completamente recorrido por un terraplén.

Finalmente encontramos también el Castillo del Río, en Aspe. Este castillo se ubica encima de un montículo y está completamente amurallado. Su origen también es almorávide y según la historia de la localidad, fue el primer núcleo de asentamiento de la misma.

Se trata de una estupenda ruta para nuestras próximas vacaciones. Además, si queremos hacerla completa podremos pernoctar en algunas de las localidades mencionadas. Por ejemplo, Elche, que cuenta con una oferta hotelera bastante buena, destacando lugares como el Hotel Jardín Milenio, un establecimiento de 4 estrellas situado en el centro de la localidad alicantina.

Foto principal de Ribera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*