La Estatua de la Libertad

Estatua de la Libertad

Estatua de la Libertad

¿Es tu primer viaje a la Gran Manzana? Ya tienes tu vuelo y tu hotel en Nueva York reservado. Pues en este blog de viaje queremos darte un gran consejo:  apúntate una visita obligada a la Estatua de la Libertad.

El pasado 4 de julio en Nueva York se celebró la fiesta nacional y además, se anunció la reapertura del acceso público al interior de la Estatua de la Libertad, cerrado por seguridad desde el 11S.

Esta estatua fue un regalo de Francia a EEUU para conmemorar el centenario de su independencia. El escultor galo Frederic-Auguste Bartholdi la creó utilizando a su madre como modelo para el rostro, y desde el primer momento eligió el puerto neoyorkino como emplazamiento, mirando a Europa.

El arquitecto Gustave Eiffel, el autor de la Torre parisina, se ocupó de diseñar el armazón interno de hierro.

La figura cruzó el Atlántico en piezas que se montaron a lo largo de un año sobre un pedestal apoyados sobre los cimientos del fuerte Wood, un viejo bastión de artillería que había en la isla Bedloe.

Vistas de NY desde el Empire State

Vistas de NY desde el Empire State

Esta obra se financió con aportaciones populares impulsadas por el magnate de la prensa Joseph Pulitzer.

Desde el 28 de octubre de 1886 (fecha de su inauguración), hasta el 3 de julio de 1986 (en que se reabrió tras una completa restauración que duró un año), millones de personas a su paso por Nueva York han tenido ocasión de visitar este Monumento Nacional.

Tiene 46 metros de altura (más otros 49 de la base) y sus rasgos más característicos con su corona estrellada (en lugar del clásico gorro frigio), la Declaración de Independencia bajo el brazo y su antorcha. Símbolo del Siglo de las Luces. Esta antorcha fue sustituida en 1985 por otra que se expone en el vestíbulo.

La Estatua de la Libertad se utilizó como faro hasta 1902. Y es tan famosa que ya se la disputan: recientemente Nueva Jersey ha reclamado judicialmente que la isla está en su parte del río Hudson y, por tanto, en su jurisdicción.

Se puede subir hasta la cabeza, con un límite de 250 personas por día, en grupos de 10 personas. Por lo que para hacer la visita deberás salir temprano de tu hotel en Nueva York y armarte de paciencia. Informes aquí

Foto/ Flickr de hmerinomx
Foto/ Flickr de federag

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*