El Lago Eyre, curioso lago de Australia

Lago Eyre

¿Curiosidades en Australia? Muchísimas, la verdad. Es un país que para el turista de a pie y desconocedor de sus encantos tal vez solo le resulte familiar Sydney y la Gran Barrera de Coral. Claro, también los canguros, los koalas… pero Australia es un paraíso para los amantes de la naturaleza, las ciudades modernas y, sobre todo, los viajes exóticos.

De las miles de curiosidades de las que podríamos hablar hoy os llevamos hasta el Lago Eyre. Un lago del que se puede decir que, cuando aparece, es el lago salado más grande del mundo y el más grande de Australia. Sin embargo, en ocasiones le da por desaparecer, porque suele estar seco y agrietado, como un tremendo vacío. Esto no llamaría demasiado la atención de no ser porque tiene casi 10.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente el tamaño de Holanda…

Cuando está seco apenas es una sucesión de pequeños lagos subterráneos. Pero, durante la temporada de lluvias, los ríos del noroeste como el Neales, el Macumba y el Barcoo fluyen hacia el lago y todo su espacio cobra una nueva dimensión, una nueva vida. Comienza a llenarse hasta convertirse en un auténtico paraíso, en el que tienen su asiento cientos de especies de aves migratorias y miles y miles de turistas y lugareños aprovechan sus aguas para practicar deportes náuticos.

Otra de las curiosidades de este lago es que se encuentra en el punto más bajo de Australia, a unos 15 metros por debajo del nivel del mar. Hoy en día son muchas las agencias de viaje que ofrecen a los turistas la oportunidad de sobrevolarlo en helicóptero o avioneta. Es impresionante ver toda la superficie agrietada durante la temporada seca… Lo que no sé es si tendremos la ocasión de poder verlo completamente lleno, algo que ocurre apenas cuatro veces en cien años. La última vez sucedió en febrero del 2009.

Al estar situado en medio del desierto la vista panorámica desde el helicóptero o la avioneta es realmente espectacular. La mayoría de estos vuelos parten desde la ciudad de Adelaida, y el precio de los mismos puede estar en torno a los 200-250 dólares australianos. Os recomiendo consultar diferentes agencias de viajes de esta ciudad, porque los precios suelen varias según las actividades que os propongan.

En la época seca son también muchísimos los aficionados a la fotografía que se acercan a la superficie agrietada del lago, ya que da la impresión de estar paseando por un paisaje lunar. En los lugares donde hay agua se produce un efecto impresionante de color, especialmente gracias a la salinidad del agua. Se puede recorrer en coche, de ahí que vayan buscando la mejor perspectiva y la mejor luz.

¿Más curiosidades sobre el Lago Eyre?. Pues sí, como por ejemplo el hecho de que en la antigüedad toda esta zona estaba bañada por el mar. Un auténtico mar interior que desapareció al evaporarse por las altas temperaturas de la zona. Tan solo quedó el espacio  y la vasta llanura agrietada que actualmente sirve de asiento al lago salado. Precisamente hoy en día, cuando el lago se llena, también sus aguas se suelen evaporar con rapidez.

A decir verdad el Lago Eyre es uno de los fenómenos naturales más curiosos que pueden verse hoy en día en la Tierra. ¿Cómo puede llenarse completamente un lago cuatro veces cada cien años?, ¿cómo esa tremenda masa de agua es capaz de evaporarse tan rápidamente?… Pero aún hay más… cada vez que los pelícanos gigante aparecen por los alrededores del lago quiere decir que dentro de poco vendrán las lluvias que llenarán Eyre. Solo los pelícanos saben el secreto del lago…

La última curiosidad: ¿sabéis porqué se le llama Lago Eyre? Ésta es muy sencilla… Porque fue el explorador Edward Eyre quien, en 1840, descubrió el lago mientras lo sobrevolaba. Eso sí, no pudo verlo lleno de agua pues no se inundó completamente hasta 1949. De todas maneras, muchas gracias querido Edward…

Foto Vía Australian Traveller

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*