El Duomo de Milán

El Duomo, Milán, Italia

Si quieres conocer uno de los edificios religiosos más imponente de Italia no debes dejar de visitar el Duomo de Milán, su Catedral.

El Duomo de Milán es un edificio de estilo gótico, emplazado en pleno centro de la ciudad y a un paso de gran cantidad de hoteles en Milán.

No pasa desapercibido, es un imponente edificio de 157 metros de largo y que puede albergar 40.000 personas en su interior. Se dice que sus  ventanas mayores del coro son las más grandes del mundo, y desde allí puede verse toda la ciudad.

La ciudad en época romana era conocida como Mediolanum y estaba construida en forma radial a partir del emplazamiento actual del Duomo.

Allí se construyó una primitiva Basílica en el siglo VII, la de San Ambrosio por lo que es indudable que este lugar ha tenido un importante papel político y religioso desde el principio de la historia de Milán.

Se comenzó a construir en el 1300 y después de siglos de obras y cambios de planes, en 1805 Napoléon ordenó que se reedificara la fachada principal del Duomo de Milán. En gratitud, se colocó una estatua de entonces Emperador Napoleón, en el extremo de una de las agujas que la decoran. Habrá que fijarse bien cuando hagas la visita.

La catedral de Milán está abierta al público cada día de 08.30 hs a 18.45 hs de forma gratuita. Para ascender a los techos de la catedral y ver el  magnifico trabajo de su fachada y sus agujas, hay unos ascensores especiales. El costo de la visita es de 8.50 euros por persona mayor y los menores de 6 años pagan sólo 1.50 euros. El horario para subir es de 09 a 12 horas y de 13 a  18 horas.

En tu próxima visita a Milán, encontrarás seguramente un hotel bien ubicado que te permita recorrer la ciudad. Recuerda, no dejes de visitar el Duomo de Milán.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top