Castillos reales salidos de cuentos de hadas

Castillo Neuschwanstein

A lo largo y ancho del mundo existen numerosos castillos que parecen sacados de un cuento de hadas. Construcciones con historia que se presentan como asombrosas fortalezas que nos permiten soñar con princesas, príncipes y caballeros. Os ofrecemos una selección de estos hermosos y encantadores castillos de cuento.

Podemos empezar con un castillo poco conocido pero realmente impresionante. Se trata del Nido de golondrina, ubicado cerca de Yalta, en la península de Crimea.

Quizá no cuente con tantos siglos de historia como el resto, pues fue terminado en 1921, pero su ubicación impresiona, y mucho, a unos 40 metros de altura en una roca frente al mar negro. Asimismo, su construcción con claros motivos neogóticos, hacen que este castillo parezca una hermosa fortaleza de cuento que bien podría ser el escenario de historias como la de la Bella Durmiente o Blancanieves.

No hace falta irse muy lejos para poder ver un castillo de cuento, en España encontramos varios, como por ejemplo el Alcázar de Segovia. Se trata de uno de los monumentos más destacados de la ciudad y del país. Ubicado sobre un cerro con vistas impresionantes, este castillo es el resultado de los gustos arquitectónico de distintos monarcas. Un lugar que además de sorprender por su encantadora belleza, relata historias palaciegas de lo más variadas a todo aquel que lo visita.

Alcázar de Segovia

Alcázar de Segovia

Exterior de ensueño e interiores llenos de lujo y belleza, decorados por pintores y artistas de diversos puntos del mundo. Una joya arquitectónica que no defrauda ni lo más mínimo.

Si hablamos de castillos de cuento, sin duda alguna debemos nombrar al famoso Castillo de Neuschwanstein, más conocido como el Castillo del Rey Loco, al que podéis ver en la foto que abre este artículo, en la parte superior.

Este singular palacio fue construido por Luis II de Baviera (rey loco) en 1866, y es el edificio más fotografiado de Alemania y uno de sus destinos más populares. El singular personaje que se encargó de su construcción exigió dos condiciones. Para empezar, debía estar edificado únicamente por trabajadores bávaros y con materiales bávaros también. Y segundo, debía parecerse a los castillos de cuento que admiraba en su juventud pero con todos los avances tecnológicos de la época. Como curiosidad, podemos decir que este castillo fue el elegido por Disney para representar el de la Bella Durmiente en 1959.

Otro castillo que puede estar perfectamente en esta prestigiosa lista es el conocido como Castillo da Pena, en Sintra, Portugal. Unos dicen que es el sueño de un arquitecto loco, mientras, otros piensan que se trata de los restos de un cuento de hadas real. Lo que es cierto es que el visitante, al traspasar sus muros, observa un edificio que más que un palacio parece una fortaleza irreal. Un lugar lleno de extravagancia que enamora al instante y que además, al situarse sobre un gran risco, nos ofrece unas vistas de 360º sobre los terrenos del hermoso valle contiguo.

Castillo en Sintra

Castillo Da Pena, en Sintra

Colores de lo más variados, decoración casi imposible y un interior perfectamente conservado, es lo que nos espera, entre muchas otras cosas, en esta estupenda visita.

El Castillo de Eltz, ubicado en las colinas del río Mosela sobre una roca a unos 70 metros de un río, es otro perfecto ejemplo de fortaleza de ensueño. Este castillo cuenta con una fachada asombrosa y muy bien conservada, algo que no sorprende al conocer su historia; y es que este castillo medieval pertenece a una comunidad de herederos. Es decir, que desde su origen, estaba dividido en varias partes pertenecientes a varias familias con tierras cercanas pero sin poder suficiente para construir un único castillo.

Finalmente nos desplazamos hasta la provincia de Utrecht en los Países Bajos. Allí, podemos visitar el castillo Haar, la reconstrucción de un legendario castillo construido en 1391.

Castillo de Haar en Utrecht

Castillo de Haar, en Utrecht

Con una fachada encantadora que nos hará soñar, este castillo cuenta además con un interior lleno de magia. Más de 200 habitaciones ocupan las entrañas del castillo, de las cuales tan sólo podremos ver una parte en la primera planta.

Cualquiera de estos castillos es un excelente ejemplo de castillo de cuento, no obstante, hay que destacar que tan sólo son unos cuantos nombres, pues en realidad, existen muchísimas fortalezas que podrían figurar en esta lista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*