Capilla Real de Granada

Uno de los lugares más emblemáticos y sobrios de la ciudad es la Capilla Real, prácticamente a espaldas de la propia Catedral. Entrar allí es entrar en un pedazo de la Historia de España, y eso siempre impone y sobrecoge.

El lugar es famoso porque alberga en su interior los restos mortales de los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. La importancia de estos monarcas radica en que fueron los valedores del Descubrimiento de América, de la unificación de los territorios de España bajo una única monarquía, y para Granada tienen un valor simbólico muy especial, pues fueron los que sitiaron la Granada musulmana y los que consiguieron, sin destruir la ciudad y con un número de bajas ínfimo, tomar la ciudad y poner fin a la Reconquista de la Península Ibérica por parte de los cristianos. Es, como os podéis imaginar, un lugar donde los turistas acceden en primer lugar por la curiosidad de sus moradores eternos, pero donde pronto descubren también una riqueza artística y cultural máxima. Para mi es uno de los lugares más sobrecogedores de la ciudad, y uno de esos lugares a los que da respeto acceder.

No os voy a aburrir con datos históricos y culturales, pero sí daros unas pinceladas de lo que vais a poder encontrar allí si lo visitáis, y que tengáis constancia del valor real del lugar. Para abrir boca encontraréis que el sitio tiene un sentido histórico y humano altísimo (especialmente para los españoles por lo que acabamos de contar), pero también tiene un elevado significado religioso (la reina fue la que impulsó las reformas de la Iglesia española, así como la que evangelización de América) y un valor artístico increíble (presenta un conjunto arquitectónico, pictórico y escultural riquísimo, de estilos diversos como el renacentista, gótico o barroco).

Para mi es uno de los lugares de visita obligada. De los que hay que descubrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*