Burdeos, algo más que buen vino

Plaza de Burdeos

La ciudad de Burdeos está ubicada al sudoeste de Francia, en la región de Nueva Aquitania. Es conocida mundialmente por sus vinos, y no es de extrañar, pues la región de Burdeos, al completo, es el hogar de los vinos más prestigiosos del mundo, tanto tinos como blancos. Existen unos 14.000 productores de vinos y más de 117.000 hectáreas de viñedos. El volumen de su producción es realmente importante.

No obstante, Burdeos tiene mucho más que vinos; y es que estamos ante una ciudad portuaria preciosa, con un sinfín de visitas interesantes para los turistas. Así, se puede destacar, por ejemplo, el Puerto de la Luna. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, corresponde con el casco histórico y hace alarde de una arquitectura típica del Siglo de las Luces.  Su nombre le viene dado por su trazado; y es que parece una media luna, arropada por el estuario. Entre sus maravillas, la famosa plaza de la Bolsa, el emblema de la ciudad y lugar en el que descansa el espejo de agua más grande del mundo en el que el cielo se refleja a todas horas.

El río Garona es protagonista absoluto, pues además de cruzar la ciudad deja a su paso construcciones tan importantes como el Puente de Piedra, el primer puente construido en la ciudad por orden del mismísimo Napoleón.

pont-pierre-de-burdeos

Además de la plaza de la Bolsa, en Burdeos encontrarás otras plazas importantes como la place Royal, enmarcada por muelles de fachadas uniformes y en forma de herradura. Otro ejemplo es la plaza del Parlamento, llena de animados cafés y edificios nobles de gran belleza.

La arquitectura religiosa también es destacable. Tenemos, por ejemplo, la Basílica de Saint Michel, que es el principal lugar de culto de la ciudad. Construida entre los siglos XIV y XVI destaca por su estilo gótico flamígero, así como por su precioso campanario de 114 m de altura. También es Patrimonio de la Humanidad y además de fieles, recibe diariamente un sinfín de visitantes.

Es destacable también la Catedral de San Andrés, que es considerado uno de los templos góticos más bellos del país. También Patrimonio de la Humanidad, fue construida en el siglo XI, aunque de esa construcción románica inicial tan sólo quedan los muros interiores de la nave principal.

catedral-de-burdeos

En la lista de imprescindibles, también debe figurar el Teatro Real de Burdeos. Fue mandado construir por orden de Richelieu, y responde a una construcción neoclásica, siendo la sede del Ballet Nacional y de la Ópera Nacional de Burdeos. En su interior encontrarás una de las salas de espectáculos del siglo XVIII más hermosas del mundo.

Si te gustan los museos, no te olvides de pasar por el Museo de Arte Contemporáneo o el Museo de Bellas Artes. Este segundo es una de las mayores galerías de Francia fuera de París, con obras de pintores ilustres como Tiziano, Delacroix, Renoir o Van Dyck.

¿Y el alojamiento? En Burdeos eso de los hoteles no será problema alguno. Cuenta con una oferta bastante amplia, además de calidad. Destaca, por ejemplo, el Hotel Adagio Acces Bordeaux Rodesse, un establecimiento de 2 estrellas muy valorado por sus huéspedes.

Este lugar se ubica en el conocido como barrio de Mériadeck, muy cerca del Ayuntamiento de Burdeos, a tan sólo 5 minutos a pie del centro de la ciudad.  Asimismo, en su interior encontrarás todas las comodidades que necesitas para una buena estancia. En total son 108 apartamentos y algunas zonas comunes como vestíbulo, sala de desayuno y aparcamiento.

Otra opción también interesante es el Hotel Inter-Hotel Alton. Este establecimiento de 3 estrellas, también está muy bien valorado por sus clientes. Se trata de un hotel emplazado en la ciudad, cerca de la famosa plaza de la Bolsa y la estación de Saint Augusten.

Con un total de 162 habitaciones, fue construido en 1991. Además del vestíbulo, cafetería, bar y restaurante, el hotel ofrece habitaciones muy confortables con baño completo con bañera, radio, secador y TV vía satélite, entre otros.

Un pensamiento sobre “Burdeos, algo más que buen vino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*