Big Ben: un joven de 150 años

Big Ben, Londres

Big Ben

Visitar Londres y no volverse con la foto frente al Big Ben es como no haber salido de casa. Uno de los perfiles londinenses más reconocibles del mundo acaba de cumplir 150 años y sigue allí, elegante y exacto.

El Big Ben inició su vida el 31 de mayo de 1859 y su primer campanazo (ya tan tradicional como distintivo) se escuchó por primera vez el 11 de julio. La Torre del Reloj del Palacio de Westminster, de 96 metros de altura, se encuentra en la esquina noroeste del edificio que alberga la sede de las dos Cámaras del Parlamento Británico.
A sus pies reza: DOMINE SALVAM FAC REGINAM NOSTRAM VICTORIAM PRIMAM (Dios guarde a la reina Victoria I)

El Big Ben se ha convertido en un símbolo nacional y de la democracia desde que sus campanadas anunciaran el final de la Segunda Guerra Mundial. La “hora de Westminster”, como se la conoce normalmente, son marcadas puntualmente por las campanadas de Big Ben, mientras los cuartos corren a cargo de otras cuatro campanas más pequeñas.

Londres

Londres

El nombre de Big Ben no es del reloj sino de la campana de 13 toneladas que allí se colgó en 1858 y dicen que lo bautizaron así por uno de los constructores del mismo.

El reloj es reconocido por su gran precisión aunque en el año 1962 se retrasó diez minutos por la nieve acumulada en sus impresionantes manecillas (2,7 metros la corta y 4,3 el minutero). Con el paso del tiempo ha empezado a acusar los achaques propios de la edad: en 1976 se averió por primera vez a causa del desgaste de sus piezas, en 1997 se detuvo dos veces y en 2005 volvió a hacerlo.

Si aún no tienes tu retrato frente al Big Ben, va siendo hora que te escapes a Londres para hacerlo y así participar del cumple 150 de este joven anciano.

Foto/Flickr de J-Cornelius
Foto/Flickr de LBaphoto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*