Berlín subterránea: la historia oculta

Oscuridad y misterio en la capital alemana. Así podría caracterizarse el paseo por las catacumbas subterráneas de Berlín, que constituyen un escalofriante testimonio de la reciente historia del país: el paso por el régimen nazi y la posterior guerra fría.

subteraneo-berlin.JPG

Entrando por la estación de metro Gesundbrunnen, se puede acceder al Museo Unterwelten, una de las rarezas que no pueden dejar de visitarse en un paseo alternativo por Berlín. Una puerta verde en el mismo metro, que muchos berlineses pasan por alto a diario, es la entrada a este mundo desconocido. Todo una ciudad oculta podrá verse; impactantes construcciones y caminos que conectan la ciudad por debajo de la superficie. Refugios, oficinas secretas, fábricas y túneles que fueron el centro de importantes sucesos históricos del siglo XX.

El Museo Unterwelten fue construido por la Asociación Berliner Unterwelten. Ésta se dedica desde 1997 a investigar la historia subterránea de la ciudad, que fue estructurada alrededor de las líneas de metro y del sistema de alcantarillas.

El trabajo de esta organización ha sido muy productivo. En diez años, ha desenterrado cavernas artificiales, refugios antiaéreos, túneles ferroviarios en desuso, bóvedas y depósitos de cervecerías ya abandonados.

El recorrido turístico que brinda esta organización consiste en cuatro tours llamados: Mundos en tinieblas; De torre de protección a montaña de escombros: Metro, búnker y guerra fría; y Monumento técnico rohrpost. En ellos, se puede visitar uno de los búnkers más grandes de la Segunda Guerra Mundial, una torre subterránea de defensa antiaérea, habitaciones destinadas al uso civil durante la Guerra Fría; y el Correo Neumático inaugurado en el siglo XIX, que llegó a tener 400 km. de recorrido.

También hay otros recorridos diferentes que incluyen una visita con linternas para niños investigadores, un descenso aventura hasta las profundidades de la Torre antiaérea Humboldthain, y la visita de un búnker elevado en los terrenos de la Escuela de Protección antiaérea del Tercer Reich. El Museo Unterwelten ofrece visitas guiadas para alemanes y extranjeros, en las que pueden participar niños menores de 11 años, en compañía de adultos. El recorrido habitual dura una hora y media y cuesta 9 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*