Alice Springs y el Gran Cañón australiano

Uluru

Situada al norte de Australia encontramos Alice Springs, la tercera ciudad más grande de todo el Territorio Norte que se ubica en medio del desierto, entre un paisaje rojizo lleno de arena y rocas.

Aislada en mitad de la nada, recordemos que las distancias entre las ciudades del norte de Australia son realmente importantes, esta ciudad encuentra su origen en la línea de telégrafos entre Adelaida y Darwin 1872, momento en el que se abrió una nueva posibilidad para que los colonos pudieran establecerse en esta parte del país. No obstante, hasta que en 1887 no se descubrió oro en Arltunga, a unos 100 kilómetros de la actual ciudad, no podemos comenzar a hablar de una urbe lo suficientemente grande como para tener importancia.

Es evidente que por aquellos días la vida en Alice Srpings era dura. El clima no acompañaba y el aislamiento hacía que sólo los más valientes se atrevieran a pasar sus días aquí. En la actualidad, Alice Springs ya no es la ciudad en mitad del desierto. Ahora, aunque es evidente que está completamente rodeada de tierras áridas con una climatología extrema, lo cierto es que es una ciudad con todas las comodidades, siendo además el punto de partida ideal para conocer los tesoros más ocultos de esta parte de Australia.

Alice Springs es conocida como la capital del arte aborigen en Australia Central. Es por tanto un lugar en el que encontraremos un sinfín de galerías de arte locales y aborígenes así como numerosos museos. Sin duda una oportunidad única de poder conocer la cultura de las tribus autóctonas.

Si bien es cierto que en la ciudad no nos faltarán actividades, Alice Springs es atractiva para el turismo por ser el mejor lugar para comenzar el recorrido por el interior de Australia, la conocida como ruta Red Center Way, que comienza en la ciudad y termina en el Kings Canyon, o lo que es lo mismo, el Gran Cañón australiano.

Las maravillas naturales de esta ruta son infinitas. Podremos nadar en el Glen Helen Gorge o visitar el cráter del cometa de Gosse Bluff. Es obligado visitar el Uluru, una enorme masa de roca roja situada a unos 348 metros sobre el desierto más profundo de Australia. Un lugar en el que los atardeceres y amaneceres se tiñen de un rojo absoluto. Para llegar a él, es bastante recomendable la excursión a lomos de un camello o quizá el vuelo panorámico de un helicóptero. Además, a tan sólo 40 km de este lugar encontramos Kata Tjuta, enormes y redondeadas cúpulas rojizas que se han formado durante 500 millones de años.

En el Parque Nacional de Watarrka encontramos el imponente King Canyon, el Gran Cañón Australiano, que si bien no puede compararse con su hermano americano, sigue sorprendiendo con un hermosísimo paisaje. Un sinfín de grutas que permiten que la vegetación pueda crecer escondida de la aridez del terreno en lo que muchos denominan el Jardín del Edén.

Sin duda encontramos un buen número de lugares para conocer en esta parte de Australia, no obstante, recordad que aquí los kilómetros son muchísimos, por lo que la paciencia será obligada para disfrutar de todos ellos.

El alojamiento en Alice Springs es de calidad y abundante. Encontramos lugares como el Hotel Alice on Todd, un establecimiento de 4 estrellas que cuenta con estudios independientes y apartamentos de una o dos habitaciones. Todos ellos están dotados con aire acondicionado, balcón, TV y cocina, entre otros. Asimismo, el hotel cuenta con parque infantil, alquiler de coches, sala de juegos y rincón de internet.

Finalmente destacamos el Hotel Crowne Plaza Alice Springs, un estupendo 4 estrellas situado a tan sólo 2 km del centro de la ciudad.

Las habitaciones cuentan con acceso a internet, aire acondicionado, baño completo con bañera, cafetera, caja de seguridad, minibar, plancha, teléfono y Tv, entre otros. Asimismo, el hotel está dotado de bañera de hidromasaje, piscina, cambio de divisas, gimnasio, restaurante y sala de conferencias.

Foto vía: Chillari

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*