Algar de Benagil, una espectacular playa en el Algarve, Portugal

Playa de Carvoeiro en Lagoa Algarve

El Algarve es uno de los enclaves de turismo estival por excelencia. Muchos son los viajeros que se dejan enamorar por sus playas; y es que motivos no faltan. La parte sur de Portugal cuenta con un sinfín de complejos hoteleros que salpican sus hermosas costas. Un buen lugar para descansar y divertirse, pero también para descubrir lugares mágicos que parecen sacados de una película o de la imaginación más delirante de cualquier artista. Un ejemplo, el Algar de Benagil, una playa-gruta con ambiente misterioso accesible únicamente en barca o kayak.

Se trata de una enorme cueva con acceso al mar. La misma, como es evidente, cuenta con su propia playita de arena, y unas aguas azules que dejarían encandilado al turista más exigente.  Al pensar en una cueva, tendemos a imaginarnos un lugar oscuro y frío. Bueno, en realidad, las temperaturas no son demasiado altas aquí, no obstante, eso de oscuro no casa mucho con este lugar; y es que en lo más alto de la cueva encontramos un gran óculo, que ilumina este mágico espacio para regalar a los intrépidos turistas una imagen espectacular.

El gran óculo natural se ha formado con el paso de los años, y no es el único, pues al parecer, en la parte oeste de esta cueva se encuentra otro óculo en formación, por lo que no es de extrañar que en algunos años (no es una ciencia exacta y quizá tarde siglos en formarse) la cueva esté iluminada por otra gran ventana al cielo.

Playa de Algar de Benagil Lagoa Algarve

Playa de Algar de Benagil. Foto de Bruno Carlos

Puedes llegar a la playa en Kayak o barca, e incluso nadando, si eres de los intrépidos, pues su entrada está ubicada a unos 60 metros de la arena de la playa Calas. No obstante, se recomienda visitarla cuando la marea esté baja, entre las 11:00 y las 13:00.

Realizar una ruta por las playas de Benagil, que son algunas más y todas ellas realmente hermosas, es una buena opción. No obstante, aunque alojarse en este pueblo no debería ser un problema, parece más recomendable hacerlo en puntos más turísticos de la zona, pues cuentan con mayores servicios, más oferta hotelera y la posibilidad de realizar otras rutas por el resto de playas conocidas del Algarve.

Portimao puede ser una buena opción. Está a tan sólo 30 minutos de esta playa-cueva y cuenta con un sinfín de establecimientos para alojarse. Tienes, por ejemplo, el Hotel Pestana Delfim Beach & Golf, un establecimiento de 4 estrellas que cuenta con el régimen de Todo Incluido, con bufet de desayuno, comida y cena, así como tentempiés y helados a todas horas. Es una elección estupenda para quienes viajan con familia y no quieren preocuparse por nada; y es que este resort cuenta, entre otras cosas, con un completo programa de animación para adultos y niños. Está dotado de piscina al aire libre de agua salada, un innovador bar situado en mitad de la misma y saunas y jacuzzis para relajarse a cualquier hora del día. Además, también cuenta con pistas de tenis y 5 campos de Golf.

Albufeira es otro de esos destinos cercanos a la playa de Benagil que merecen la pena. Este núcleo urbano cuenta con una amplia variedad de restaurantes, cafeterías y locales de ocio. Pero, además, también posee hoteles de gran calidad para toda la familia, como el Apartahotel Paraiso Albufeira de 4 estrellas.

El hotel se sitúa en el centro de la localidad y está diseñado para ofrecer a todos sus huéspedes un sinfín de instalaciones de calidad. Creado bajo el concepto de complejo turístico, cuenta con áreas comunes, una arquitectura moderna y audaz con un diseño único lleno de colores y madera exótica y muy poca distancia con la playa principal y el centro de la ciudad.

Si buscas una opción más modesta, el Hotel Monica Isabel Beach Club puede convencerte. Se trata de un establecimiento de 3 estrellas situado también en una zona céntrica de Albufeira. A menos de un kilómetro encontrarás tiendas, comercios, bares, pubs y discotecas. En cuanto al hotel, cuenta con habitaciones confortables dotadas con salón, baño, TV vía satélite, cocina, minibar y terraza.

Foto principal de Bengt Nyman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*